Formulario de búsqueda


Kate MacNevin es la nueva CEO global de MRM//McCann

Compartir en:

Kate MacNevin es la nueva CEO global de MRM//McCann

  • Hasta ahora ocupaba el puesto de Presidenta y COO de la agencia a nivel global
  • MacNevin lleva más de una década formando parte del equipo de McCann

Kate MacNevin ha sido nombrada Chief Executive Officer de MRM//McCann a nivel global.

MacNevin ha formado parte del equipo McCann durante más de una década

Hasta ahora MacNevin era Presidenta y COO de la agencia de marketing directo y digital a nivel global, que forma parte del grupo McCann y trabaja con clientes como General Motors o GSK.

Kate MacNevin sustituye así a Michael McLaren, quien se marchó en 2016 para unirse a la agencia de marketing Merkle.

MacNevin ha formado parte del equipo de McCann durante más de una década, y tiene más de 25 años de experiencia en el mundo del marketing y la comunicación. Se unió a McCann Toronto en 2006, y después se convirtió en la cabeza visible de la agencia para la cuenta de General Motors en 2009. Tras ser nombrada Executive Creative Director de Global Operations de Commonwealth//McCann, en 2016 asumió el puesto que mantenía hasta ahora: Chief Operating Officer global de MRM//McCann. Fue ascendida a Presidenta Global en 2017 y bajo su liderazgo la agencia ha sumado clientes como Subway o Party City en 2018.

Bill Kolb, Global President, Diversified Agencies de McCann Worldgroup, ha comentado que hay dos aspectos clave que diferencian a Kate: su deseo por aprender y su curiosidad. "Kate es una visionaria, y no uso esas palabras de forma liviana. Bajo su mando, MRM//McCann se ha convertido en un líder de la industria. Y con su guía continuará creciendo, sin duda".

MacNevin ha hablado abiertamente de la necesidad de las agencias por ser agile a la hora de competir. “La industria de las agencias está cambiando” ha comentado.

Nos estamos enfrentando a una gran competencia de las consultoras. Por eso creo en la agilidad y la velocidad de las agencias para cambiar su oferta, formar parte de la organización del cliente y, en general, mantener esas relaciones a otro nivel para poder competir.