Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
El componente emocional influye en el consumo
Compartir en:

El componente emocional influye en el consumo

Según un estudio de la agencia LOLA las personas arraigadas a una marca por un componente emocional compran más que el resto de consumidores. Incluso están dispuestas a pagar más por el producto. 

Reason Why Reason Why logo

La agencia LOLA acaba de presentar “De Corazón a Corazón”. Un estudio que trata de averiguar cómo influyen las emociones en el comportamiento humano y en sus decisiones de compra.


Para elaborarlo, la agencia española ha recopilado diversas investigaciones de diferentes campos: neuromarketing, comunicación, psicología y publicidad. 

Por ahora sólo conocemos la primera parte del estudio, centrada en el impacto de las emociones de cara al consumo.  

 

El ser humano emocional

A lo largo de la historia nuestro cerebro ha ido evolucionando. Los primeros hombres actuaban por instinto. Pero con el paso de los años el ser humano ha desarrollado un lado emocional. 

 

Las emociones son el primer lenguaje que utilizamos al nacer y el más universal de todos. 

Llorar, sonreír, abrazar... son señales inconscientes que aportan información sobre nosotros mismos. Dicen qué queremos, qué necesitamos y por supuesto cómo nos sentimos.

 

No importa si la voluntad de hacer algo proviene de un pensamiento lógico. Las verdaderas elecciones siempre están basadas en la emoción. Incluso las más insignificantes relacionadas con el consumo. Como elegir el sabor de un helado o el color de nuestro pantalón. 

 

Según el estudio, el 85% de las compras que realizamos están basadas en decisiones emocionales. 

El dinero es una representación de todo nuestro trabajo y esfuerzo. Por esa razón el producto por el que lo intercambiamos tiene que ofrecer un valor igual o mayor que el billete que entregamos. Pagamos emociones, no funciones

 

El “branding emocional” tiene que ser una prioridad para las empresas. 

Porque los consumidores arraigados a una marca por un componente emocional compran bastante más que el resto de consumidores. Y además aumentarán las posibilidades de que paguen más por el producto. 

 

Cuanto mejor hablen las marcas el lenguaje de las emociones, mejor llegarán a los consumidores”, explica Amaya Coronado, directora de planificación estratégica de LOLA. 

 

La agencia ha realizado un vídeo en el que hacen un recorrido por esta parte del estudio.

 

 

La segunda parte del estudio “De Corazón a Corazón” será presentada el próximo mes. En él se recoge una investigación propia de la agencia en la que demuestran quién es mejor creando y provocando emociones. 


De momento sólo os podemos adelantar que los latinos son los que tienen el mejor talento natural para empatizar y crear enlaces emocionales. 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.