Formulario de búsqueda

Este Anuncio de un Gimnasio es el peor del año

Compartir en:

Este Anuncio de un Gimnasio es el peor del año

  • En el cartel se ve a una mujer entrenando en ropa interior para promocionar una clase, reduciéndolas a mero objeto para atraer la atención de los potenciales clientes
  • Entre los nominados estaban Nestlé, Basic Fit y Forte Love

El gimnasio sevillano Hammer Fitness ha ganado el premio a El Peor (y más machista) Anuncio del Año.

FACUA organiza estos premios desde 2010

Se trata de un “galardón” que FACUA-Consumidores en Acción organiza desde 2010. El anuncio se compone de un cartel en el que se muestra a una mujer entrenando en ropa interior para promocionar una clase, reduciéndolas a mero objeto para atraer la atención de los posibles clientes.

Cerca de 10.000 usuarios han participado en la 10ª edición de estos premios, elegidos por socios y simpatizantes de FACUA-Consumidores en Acción. En los próximos días conoceremos la ganadora en la otra categoría de los premios, La Peor Empresa de 2018, en la que compiten BBVA, Endesa, Ryanair y Vodafone.

El 33,5% de los participantes en las votaciones se ha decantado por el anuncio de Hammer Fitness.

El gimnasio ya había sido denunciado el año pasado por FACUA Sevilla por atentar contra la dignidad de la mujer

Junto a él estaban nominadas campañas del seudoestimulante sexual Forte Love, que ha quedado en segundo lugar con el 29% de los votos, los helados Nestlé y otro gimnasio, Basic-Fit.

Además de cosificar a la mujer presentándola como reclamo sexual, la publicidad de Hammer Fitness también ofrecía una serie de invitaciones a los socios para traer "a una amiga". Después de ser denunciado el año pasado por FACUA Sevilla por atentar contra la dignidad de la mujer, el gerente dijo no entender dónde estaba el sexismo, si en este establecimiento "paga igual una que esté gorda que una que esté buena”. Y remató: "si entendemos ese cartel como sexista, lo serían todos los anuncios de ropa interior".

La asociación convoca estos premios desde 2010 para censurar los graves abusos que se producen en el mercado y promover prácticas responsables de las empresas con los consumidores y en sus relaciones con estos y las organizaciones que representan sus intereses.