Formulario de búsqueda


Las marcas reconstruirán Notre Dame

Compartir en:

Las marcas reconstruirán Notre Dame

  • Las mayores donaciones proceden de Bernard Arnault (LVMH), Henri Pinault (Gucci o Yves Saint Lauren) y la familia Bettencourt-Meyer (L’Oréal)
  • Disney, Apple o el grupo PSA son otras marcas que también se han comprometido a aportar su granito de arena

Notre Dame volverá a brillar con el apoyo de las marcas.

Tras el incendio que arrasó dos tercios de la cubierta de la catedral el pasado 15 de abril, las donaciones para su reconstrucción (y restauración) no se han hecho esperar.

La primera donación, de Francois-Henri Pinault, llegó cuando el fuego aún estaba ardiendo

La cantidad total de donaciones de multimillonarios, marcas y ciudadanos de a pie para restaurar Notre Dame estaría cerca de los 900 millones de euros ya. Y es que las imágenes de la histórica catedral siendo devorada por el fuego no tardaron en dar la vuelta al mundo, despertando el sentimiento solidario a lo largo del planeta.

Una de las primeras donaciones para Notre Dame fue la de Francois-Henri Pinault, el multimillonario dueño de marcas de moda como Gucci o Yves Saint Lauren. El fuego aún estaba ardiendo, pero el empresario ya había declarado que destinaría 100 millones de euros a la reconstrucción del monumento. Una decisión, según ha explicado la familia, movida por la emoción.

Horas después su mayor competidor, Bernard Arnault, el hombre más rico del país y cabeza visible del grupo Louis Vuitton, destinaba el doble: 200 millones de euros. La competencia y rivalidad entre ambos empresarios es algo histórico, pero en su caso las peleas son multimillonarias. Y la tercera gran donación proviene de la familia Bettencourt-Meyer, los mayores accionistas en L’Oréal. De la mano del grupo global aportarán un combinado de 200 millones de euros para Notre Dame.

Pero las buenas intenciones no se limitan a las empresas francesas. Tim Cook, CEO de Apple, también ha ofrecido su ayuda, aunque en este caso no conocemos la cantidad ofrecida por la empresa de California.

Disney, por otro lado, ha prometido 4,4 millones de euros, unos 5 millones de dólares, para Notre Dame:

Otras marcas que también han aportado dinero a la causa son Total, una empresa energética francesa (100 millones de euros) o la firma de consultoría Capgemini (1 millón de euros). El grupo PSA, que agrupa Peugeot y Citroën, también colaborará, pero se desconoce la cantidad total que aportará. Ubisoft, desarrollador de videojuegos, se ha comprometido con unos 500.000 euros.

Las marcas que más defienden su identidad francesa tenían que estar en primera fila en un momento como este

La rápida reacción de las marcas tiene sentido, especialmente para las grandes enseñas francesas, ya que Notre Dame representa uno de los mayores símbolos nacionales del país.

Por eso, las empresas que más defienden su identidad francesa como valor de marca, tenían que estar en primera fila en un momento como este. Un gesto que no solo refuerza esa unión entre marca y país, sino que también transmite la idea de generosidad en un momento emocional para muchos ciudadanos y consumidores (que al fin y al cabo, son los mismos).

¿Generosidad, marketing o beneficios fiscales?

La rapidez y la cantidad de dinero ofrecida por estas empresas y millonarios no ha pasado desapercibida, ni todo son alabanzas. Muchos han encontrado también motivos para el escepticismo.

Por un lado, muchos especulan con los posibles beneficios fiscales que se derivan de este tipo de acciones. Y es que las donaciones en Francia se benefician de una deducción en impuestos del 60%, lo que levantó las primeras críticas contra estos millonarios: no estaban siendo tan generosos como parecía en primera instancia.

Por otro lado, muchos han expresado su frustración porque cada día decenas de desastres asolan el planeta, desde guerras o conflictos bélicos hasta desastres naturales. Y muy pocos reciben el mismo nivel de apoyo financiero y solidaridad. Y menos con esa rapidez.

El concurso de reconstrucción

¿Y cómo se utilizará todo ese dinero?

Muchos han criticado que hay desastres naturales y humanos más graves que el incendio de Notre Dame

Francia lanzará un concurso internacional de arquitectura para rediseñar todo lo que ha sido arrasado por las llamas, incluyendo dos tercios del techo y la famosa espiral.

Édouard Philippe, político francés, anunciaba que crearán una torre adaptada a los retos de nuestro tiempo. El presupuesto aproximado de la operación de reconstrucción aún se desconoce, pero dinero no les falta. Respecto al tiempo calculado para llevar a cabo el proyecto, Emmanuel Macron ha hablado de unos 5 años de duración.