Formulario de búsqueda

Las marcas demuestran, una vez más, su activismo ante el impacto del temporal de nieve “Filomena”

  • Auxiliar a personas atrapadas y facilitar los servicios esenciales han sido las principales áreas de actuación
  • Carrefour, Telefónica o el Real Madrid han ofrecido sus recursos y personal a las instituciones públicas

Después de un 2020 marcado por la crisis del coronavirus, el inicio de 2021 no parece, de momento, llamado a rebajar el nivel de incertidumbre en nuestras vidas. El asalto al Capitolio en Estados Unidos, los apagones a nivel internacional y, ahora, el brutal impacto del temporal “Filomena” en gran parte del territorio español dejan tras de sí un comienzo de año complejo y lleno de obstáculos para la recuperación de la economía.

Las compañías entran en 2021 con el músculo de la responsabilidad ciudadana muy desarrollado

No obstante, el año de la pandemia trajo consigo importantes lecciones, con la participación activa de las empresas y el impacto social positivo de las marcas como una de las más destacadas. Tras más de diez meses de lucha contra el virus, las compañías entran en el nuevo año con el músculo de la responsabilidad ciudadana muy desarrollado y muchas de ellas no han dudado en ponerlo en práctica de nuevo, ante la fiereza del temporal en el centro de la península.

Al igual que ya sucedió en los meses más duros de la emergencia sanitaria, han sido muchos los casos de colaboración corporativa y coordinación vecinal para, una vez ha pasado la peor parte de la enorme nevada, comenzar a recuperar poco a poco la normalidad en una capital como Madrid, que se ha visto totalmente colapsada por los efectos del temporal. Ofrecer auxilio a las personas atrapadas en las carreteras, facilitar el acceso a hospitales, centros de salud o comercios de primera necesidad y ayudar al personal sanitario en el acceso a sus puestos de trabajo han sido las principales áreas de actuación tanto por la iniciativa pública como por la privada.

La asistencia en la carretera

Uno de los ejemplos más destacados de solidaridad ha sido la iniciativa ciudadana “SOS 4X4”, una campaña puesta en marcha a través de redes sociales y servicios de mensajería como WhatsApp o Telegram para que aquellas personas con vehículos todoterreno ayuden al traslado de enfermos o personal sanitario hasta los hospitales.

En vista de que la mayoría de turismos particulares han quedado sepultados bajo espesas capas de nieve y hielo y que prácticamente los únicos vehículos capaces de circular por las vías urbanas en estas condiciones son los todoterreno y las máquinas pesadas, algunas marcas como Ford se han unido al llamamiento invitando a los usuarios a prestar ayuda a quienes lo necesiten. “¡Llamamiento a todos nuestros conductores de Ranger y Raptor, capaces de circular en estas duras condiciones para ayudar a nuestros sanitarios a llegar a los hospitales!”, comentaba la automovilística en Twitter.

La asistencia con herramientas y maquinaria para despejar las carreteras y la calzada en las vías de Madrid también ha sido uno de los puntos de colaboración ofrecida por las marcas. “Filomena” ha azotado la capital durante las remodelaciones del estadio Santiago Bernabéu, lo que ha permitido al Real Madrid poner al servicio del Ayuntamiento y del Gobierno local algunas de las excavadoras que operaban en la zona durante las obras del campo.

Peor suerte han corrido los jugadores del Rayo Vallecano que, cumpliendo con las órdenes de LaLiga, viajaban hacia Miranda de Ebro para enfrentarse al Mirandés, cuando se vieron atrapados por la tormenta en la A-1. A pesar de las inclemencias, los futbolistas también contribuyeron con su granito de arena ayudando a los coches atrapados y cruzados en mitad de la autovía.

También en el ámbito deportivo, Madrid SnowZone ha colaborado con el Ayuntamiento de Arroyomolinos, Policía Local y Protección Civil en los trabajos de retirada de la nieve acumulada en las calles del municipio. La empresa ha prestado ayuda con sus máquinas quitanieves para habilitar la circulación en las vías y facilitar la movilidad para los servicios esenciales.

Madrid SnowZone ha colaborado con el Ayuntamiento de Arroyomolinos

Las compañías aseguradoras también han puesto la maquinaria a funcionar a velocidad de crucero. Grupo Catalana Occidente, a través de sus compañías Seguros Catalana occidente, Plus Ultra Seguros, Seguros Bilbao y NorteHispania Seguros, ha puesto en marcha un dispositivo especial para ofrecer asistencia telefónica a sus clientes afectados por el temporal. Asimismo, se han reforzado los recursos destinados a evaluar los daños dejados por el temporal con el objetivo de prestar un servicio más ágil.

Metro y Telefónica han proporcionado refugio

Más allá de las carreteras, cientos de profesionales de distintos sectores e industrias, así como los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en primera línea de la emergencia climática, se han visto atrapados en sus lugares de trabajo ante la imposibilidad de regresar a sus hogares. En este sentido, proporcionar cobijo, alimentos, agua y ropa de abrigo han sido las prioridades de la asistencia voluntaria de algunas empresas.

Así, Telefónica ha estado prestando soporte a la Unidad Militar de Emergencia (UME) y la Guardia Civil a través de las instalaciones y personal de su sede de Madrid. La Ciudad de la Comunicación, en la zona de Las Tablas, es estos días un improvisado centro logístico y de abastecimiento para los militares en sus labores de rescate a la ciudadanía. La compañía ha ofrecido alimentos, bebidas, medicamentos, mantas térmicas y productos de primera necesidad a los damnificados y al operativo desplegado. “Orgullosos de ayudar a las personas que quedaron atrapadas en los alrededores de Distrito Telefónica”, ha comentado la firma de telecomunicaciones en su cuenta oficial de Twitter.

Por su parte Metro de Madrid, prácticamente el único medio de transporte que ha podido operar con cierta regularidad durante el temporal, permaneció activo durante toda la noche del sábado 9 al domingo 10 de enero para facilitar los desplazamientos imprescindibles. Además, se habilitaron las estaciones de Latina, Ópera, Tirso de Molina y Estación del Arte para atender a las personas sin hogar. Silvia Roldán, CEO de la compañía, comentaba en LinkedIn que han estado “trabajando sin descanso, a pesar de la situación tan complicada” y señalaba que "ha sido muy complicado organizar todo. Como siempre, nuestros trabajadores hacen que esto sea posible. Compromiso por servicio público”.

Contar con energía eléctrica y gas para mantener activas las comunicaciones y las fuentes de calor en los hogares se ha convertido en un auténtico reto para las compañías energéticas a la hora de proporcionar sus servicios. A pesar de asegurar que se han producido “mínimas incidencias”, los equipos técnicos de Iberdrola han tenido que hacer frente a condiciones excepcionales para garantizar el suministro y atender todas las emergencias.

Carrefour y El Corte Inglés se vuelcan con el suministro de comida

La colaboración público-privada ha vuelto a ponerse de manifiesto ante los implacables efectos de Filomena en nuestro país. Algunas marcas se han unido a las instituciones públicas y a las organizaciones no gubernamentales para proporcionar socorro a quienes se han visto afectados por el temporal, ya fuesen miembros del operativo de emergencia, ciudadanos particulares o personal sanitario.

En este sentido, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, agradecía públicamente la ayuda de la cadena de grandes almacenes El Corte Inglés, y a su presidenta Marta Álvarez, “por ofrecer su ayuda para llevar alimentos, ropa y otros productos de necesidad a las personas atrapadas en sus vehículos, albergues o residencias”.  

Por su parte, y aunque muchos de sus establecimientos se han encontrado con complicaciones para abrir sus puertas y ofrecer el servicio habitual, Carrefour ha activado su dispositivo de emergencia junto a Cruz Roja para asistir a más de 500 personas atrapadas por la nevada, según indicaba la compañía en redes sociales.

Con la ayuda de la UME y los bomberos World Central Kitchen, la organización sin ánimo de lucro fundada por el chef José Andrés en 2010 y dedicada al abastecimiento de comidas tras desastres naturales, ha puesto sus fogones a trabajar. Tal y como ha explicado el propio cocinero en su cuenta de Twitter, se han preparado hasta 6.000 comidas para hospitales, residencias y otros puntos afectados.

Tal y como sucediera en los meses de marzo y abril, la actuación durante estos días podría ayudar a mejorar la imagen de marca de algunas empresas y organizaciones. En su momento, el colectivo de taxistas se volcó con el personal sanitario facilitando una movilidad segura. Ahora, con los servicios de Cabify y Uber suspendidos ante las inclemencias meteorológicas, el gremio recupera y consolida la confianza de los consumidores gracias a sus servicios prestados durante la nevada. Con cadenas y otras herramientas, han facilitado el traslado de personas atrapadas, de pacientes y de trabajadores esenciales.

La actuación de los taxistas ante el temporal Filomena