Formulario de búsqueda

¿Por qué Mafalda continúa siendo tan actual?

Compartir en:

¿Por qué Mafalda continúa siendo tan actual?

  • Quino creó a Mafalda como ilustración para la empresa de electrodomésticos Mansfield
  • Las tiras cómicas se dejaron de publicar en 1973, pero hoy en día continúan más vivas que nunca

"Paren el mundo, que me quiero bajar"
"No tengo por qué obedecer a nadie, mamá. Yo soy un presidente"
"Lo malo de la mujer es que en vez de jugar un papel, ha jugado un trapo en la historia de la humanidad"

Son tres de las grandes frases de Mafalda, aquella niña contestataria y rebelde que todos hemos leído alguna vez y que su padre, Quino, nos ha dejado como legado.

El fallecimiento del creador de Mafalda y Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2014, Joaquín Salvador Lavado -más conocido como Quino- ha conmocionado al mundo hispano, que en la última semana ha llenado las redes sociales de ilustraciones, viñetas y mensajes en su memoria. Su personaje, convertido en la tira de cómic de más éxito de la historia en lengua española, se dejó de publicar en 1973, pero sigue igual de vigente que entonces y ha acompañado a millones de lectores a lo largo de más de cinco décadas.

Encontrar la clave del éxito de Mafalda, el personaje que en un principio comenzó como  ilustración para una empresa de electrodomésticos, y cómo su mensaje sigue impactando a la sociedad, no es tarea sencilla. Sin embargo, lo que sí parece algo obvio es que al menos parte de ese éxito se encuentra en las reivindicaciones que Quino promulgaba a través de esta niña.

Mafalda fue creada para una campaña de publicidad

En 1962 Quino trabajaba como humorista gráfico en varias revistas, diarios y agencias argentinas cuando un amigo suyo, Miguel Brascó, fue contactado por la agencia Agens Publicidad para crear una tira de viñetas que promocionase los electrodomésticos Mansfield.

Cuentan los que lo vivieron que Brascó llamó a Quino para hacer realidad el encargo. Crearon una tira de historietas -un Branded Content- protagonizada por una familia en la que todos los miembros tendrían un nombre que empezara por M (M de Mansfield) y en la que siempre habría dibujos de sus electrodomésticos.

Sin embargo los medios a los que ofrecieron las tiras cómicas se negaron a publicarlas al considerarlas como “publicidad encubierta” y la campaña se canceló, pero Miguel Brascó quiso darle una oportunidad a la niña y publicó tres de las tiras de la campaña fallida en un suplemento humorístico que él mismo dirigía.

Los medios  se negaron a publicar las viñetas por considerarlas "publicidad encubierta"

Poco después, en 1964, Quino fue contratado por el semanario argentino Primera Plana para publicar Mafalda ya totalmente desvinculada del sector publicitario, tras el “fracaso” de la campaña, y asociada a la reivindicación política con la que todos recordamos a la niña de seis años.

A raíz de esa publicación, la tira apareció en varios periódicos y revistas argentinas y viajó a España y otros países hispanohablantes, hasta que el 25 de junio de 1973 Quino decidió dejar de publicar. Al principio, el autor afirmó a varios medios que dejó de pintar a Mafalda porque “empezaba a repetirse”. Pero según declaró en 2014 al diario 20minutos, tras el golpe de Estado en Chile la “situación latinoamericana se puso muy sangrienta y Mafalda no podía dejar de hablar de lo que estaba pasando”. De hacerlo así, Quino entendió que "le pegarían un tiro”.

No obstante -a pesar de no ver historias nuevas desde el 73- el personaje de Mafalda ha continuado vivo en reediciones, viñetas regaladas a su entorno cercano, y en algunas acciones y campañas en las que Quino ha colaborado durante estos años.

Un mensaje universal: política, sociedad y psicología

Las viñetas de Mafalda se dejaron de publicar hace casi 50 años, pero hoy en día continúan más vivas que nunca, siendo el reflejo de varias reivindicaciones sociales y tomándose como ejemplo. El feminismo y la igualdad, la corrupción de las clases políticas o la ecología son algunas de las preocupaciones con las que Quino humanizó a Mafalda y que la hacen tan actual.

Viñeta de Mafalda sobre las personas que arreglan el mundo y los que crean los problemas,

Desde Reason Why hemos querido consultar a varios expertos sobre los posibles motivos por los que la tira cómica sigue estando tan vigente.
Según Marcos de Quinto, Ex Miembro de la Ejecutiva Permanente de Ciudadanos, esto ocurre porque, “por desgracia, no han cambiado demasiado las cosas desde los años 70. Aunque las sociedades han ido evolucionando, el mundo de la política y sus conflictos sigue bastante parecido”.
Lo mismo piensa Sergio Rodríguez, fundador del Centro de Documentación Publicitaria, a quien también hemos consultado. “Lo que contaba Mafalda es absolutamente atemporal y, lamentablemente, cada vez se confirma más todo lo que iba diciendo esa pequeña niña”.

No obstante, Gerardo Vilches, Profesor de Didáctica de las Ciencias Sociales en la Universidad Europea y experto en cómics, también incide en que el éxito de este mensaje universal está en que se ha interiorizado de forma distinta. “Cada generación ha leído a Mafalda de una manera diferente, siempre desde una constante que es la lucha por la paz o por la justicia social”, ha declarado a Reason Why.

Viñeta de Mafalda acariciando al globo terráqueo para que se "sane"La manera de tratar ese mensaje universal también ha sido uno de los motivos por los que Mafalda continúa teniendo prestigio y notoriedad en pleno 2020. Las preguntas retóricas con las que Quino daba vida a Mafalda “en realidad cuestionaban parte del ser humano y su comportamiento. Era como una pequeña psicóloga que te contaba las verdades a la cara y te explotaban fueras adulto o niño”, añade Sergio Rodríguez (Centro de Documentación Publicitaria).

Los personajes, otra de las claves del éxito

Otro de los motivos por los que las tiras de Mafalda han llegado hasta nuestros días se encuentra en los personajes que rodean a la niña en las viñetas, que en muchas ocasiones se convierten en verdaderos iconos. “El gran valor de Quino es que consigue crear personajes que son totalmente icónicos y cuyo valor se extiende hasta nuestros días”, ha contado Gerardo Vilches (Universidad Europea).

Mafalda sueña con trabajar como intérprete en las Naciones Unidas

Las tiras cómicas se centran en Mafalda, una niña que está a punto de empezar el jardín de infancia, pero que actúa en muchas ocasiones como si fuese una adulta preocupada por las cuestiones sociales y políticas. La protagonista sueña con ser intérprete de las Naciones Unidas, tiene una tortuga llamada “Burocracia” a la que saca a pasear con una cuerda y odia la sopa por considerarla “una alegoría a los regímenes militares que tuvimos que soportar en esta parte del Cono Sur”, según declaró el propio autor en una entrevista a la BBC,

Viñeta de Mafalda donde Felipe afirma que algún día se dará más valor a la cultura que al dinero

Mafalda aparece acompañada de otros nueve personajes principales y otros tantos secundarios. A través del humor consiguieron reflejar los problemas del momento y, en algunos casos, los actuales. Algunos de ellos son Felipe, el vecino y mejor amigo de Mafalda que la acompaña en muchas de sus aventuras y apuesta por la cultura por encima de todo; Susanita, que aparece en algunas tiras como la mejor amiga de Mafalda obsesionada con casarse y ser madre; Manolito, que representa a las personas obcecadas con aumentar su riqueza o Guille, el hermano pequeño de la protagonista que nació cuando Quino ya llevaba un par de años publicando las tiras y al que Mafalda define como un “gourmet” por comerse la tierra de las macetas.

Además, con estos personajes Quino también pretendía criticar algunos de los roles vigentes en ese momento. Según el profesor Vilches, esta crítica se ve, sobre todo, “en la figura de la madre, que entraña una crítica al rol tradicional de las mujeres dentro de las familias, y no solo en las conservadoras, sino también en las progresistas”.

Viñeta en la que Mafalda le pregunta a su madre por la liberación de la mujer mientras esta hace tareas del hogar.

Mafalda rompió con los estereotipos al ser una niña

La creación del personaje de Mafalda se produjo en un contexto en el que la difusión de la prensa era mucho mayor y, por lo tanto, también la difusión del humor gráfico. Sin embargo, las viñetas de Quino se oponían a la hegemonía que imperaba en ese momento. El autor argentino rompió barreras dando el papel protagonista a una niña y no un niño, ni un adulto. Probablemente, esta ruptura con el status quo fuera otro de los motivos de su triunfo.

"Es una niña en los años de la explosión del feminismo"

Además, el contexto sociopolítico en el que Quino dio vida a Mafalda también fue fundamental para su éxito. “Es una niña en los años 60. Fue una década clave en la que se reclamaba la libertad allá donde se pudiera. Que sea una niña la que se plante frente a un niño torpe, fue un avance brutal y tremendamente valiente”, ha agregado Sergio Rodríguez (C. Documentación Publicitaria).   

Asimismo, que el personaje fuese precisamente una niña fue uno de los motivos por los que, para algunos expertos, se permitía que Quino fuera tan crítico en sus viñetas sin que se censurasen y hayan podido llegar hasta hoy. “Mafalda miraba al mundo con esa ingenuidad infantil y desde ahí Quino podía decir grandes verdades. Mafalda, medio inspirada en el Cándido de Voltaire, era una buena excusa para decir verdades que hubieran sido más controvertidas en boca de un personaje adulto”, ha añadido Marcos de Quinto.

Adaptaciones de las viñetas

El éxito de las viñetas hasta el día de hoy ha provocado que las tiras cómicas se hayan reeditado en numerosas ocasiones, pero también ha traído consigo la producción de mucho producto promocional y documentos audiovisuales para la televisión y el cine.

En 1973 en Argentina se comenzó a emitir una serie de cortos de estas ilustraciones animadas que dio paso a "La película de Mafalda", estrenada en Buenos Aires en 1981.
Asimismo, tras el éxito que el personaje estaba teniendo en España, en 1995 TVE produjo 104 cortos animados de un minuto de duración, realizados por el propio Quino.

Repercusión de la muerte de Quino en Twitter

Con todo lo comentado hasta ahora, no cabe duda de que Quino y sus dibujos han sido, y serán, muy importantes para la cultura hispana. Para muchos, tanto Mafalda como su autor se han constituido como referentes. Esto lo confirman los 88.400 tuits originales -11.900 desde España- que se publicaron en la plataforma en los últimos 14 días desde la muerte del argentino, para despedirse de él y de su personaje. Entre estas cuentas destacan las de algunos medios de comunicación como la CNN o la BBC, artistas como Alejandro Sanz o futbolistas como Falcao.

Más de 11.900 usuarios españoles publicaron tuits originales sobre el fallecimiento de Quino

Según los datos recogidos por Audiense, herramienta de Social Intelligence, en este periodo de tiempo más de 436.000 usuarios han publicado tuits sobre el personaje de las viñetas y se han producido 710.000 menciones a Mafalda. Un dato que duplica los 232.000 tuits sobre el fallecimiento de Forges en 2018.

Los usuarios de Twitter que han querido recordar a Quino han agradecido el “inmenso legado que ha dejado “el artista” tras su fallecimiento y han recordado el “peculiar sentido” y las “certeras palabras” que el autor emitía a través de Mafalda. También han reafirmado la lucha y reivindicación social del personaje y de su autor, recordando a la niña como “la primera feminista” y afirmando que inspiró a una “generación de mujeres” en su lucha por la igualdad.

Nube de etiquetas más utilizadas según el estudio de Audiense

Palabras más utilizadas en Twitter para hablar sobre Quino y Mafalda / Audiense


Hablando ahora de proactividad, en Argentina, país natal del autor, se ha producido el mayor porcentaje de conversión de los tuits relacionados con Mafalda. Le siguen en el ranking España, México y Colombia con la aparición sorprendente de Brasil y Estados Unidos, países en los que la lengua oficial no es el español. Además de que las tiras a lo largo de los años se han traducido a 27 idiomas, esto en parte se puede explicar por la alta tasa de inmigración en ambos países.

 

Por otro lado, el estudio de social listening que hemos elaborado desde Reason Why en colaboración con Audiense, también recoge el tuit que mayor conversión ha generado. Ha sido de la Real Academia Española para despedirse del dibujante.

Los fans de Mafalda

Estudiando el perfil de los usuarios que hablaron sobre Mafalda, según Audiense son expresivos, persistentes en las tareas complejas, se preocupan mucho por las personas que les rodean y sus hobbies favoritos son la música y los viajes.

Estos fans de Mafalda están interesados en la política internacional y en los medios de comunicación. Alrededor del 20% siguen a medios como la BBC, la CNN o The New York Times y a políticos como Cristina Kirchner (Vicepresidenta de Argentina), López Obrador (Presidente de México) o Evo Morales (ExPresidente de Bolivia).

Los usuarios españoles que hablaron sobre Mafalda en Twitter relegan las marcas a un segundo plano

CENTRÁNDONOS EN ESPAÑA...
Más del 36,68% de los usuarios que tuitearon sobre Mafalda en redes siguen a Jordi Évole, el Director del programa Lo De Évole. También siguen a políticos de corte progresista como Pablo Iglesias, con el porcentaje de afinidad del 29,08%, Alberto Garzón (24,71%), Manuela Carmena (21,41%) o Pedro Sánchez (21,04%),
Uno de los aspectos a destacar entre el público español es la escasa presencia de marcas entre sus afinidades en Twitter. Estos fans prefieren seguir a periodistas, políticos, asociaciones culturales y ONG's que a marcas, siendo Netflix -con un porcentaje de afinidad del 15,64%- la primera que aparece entre los seguidos de los fans de Mafalda, pero fuera del Top 20.

En definitiva, si de algo están convencidos los expertos, y se confirma con la cantidad de usuarios que mostraron su tristeza por la muerte del autor, es que el éxito de las viñetas cómicas de Quino no está, ni de lejos, cerca de acabar.
Aunque técnicamente Mafalda muriese en 1973, las reediciones han llegado hasta hoy. Su personaje trascenderá; y con ello, seguirá concienciando a millones de lectores muchos años más.