Formulario de búsqueda

Dos de cada tres empresas españolas van rezagadas en el proceso de digitalización

Compartir en:

Dos de cada tres empresas españolas van rezagadas en el proceso de digitalización

  • España se encuentra a la cabeza a nivel mundial en cuanto a infraestructura digital, según Fundación Telefónica
  • Pero la conectividad y la capacitación digital son los puntos débiles del panorama español

La transformación digital ha hecho que el cambio de siglo y milenio tengan la trascendencia real que siempre acompaña a este tipo de efemérides. El coronavirus, que pasará a la historia por otros motivos, ha ejercido como como el último acelerador de esta tendencia a la digitalización en la década de 2020.

En general, los cambios traen consigo grandes beneficios y oportunidades de desarrollo. Pero, en paralelo, también plantean nuevos retos e incertidumbres. El informe ‘Sociedad Digital en España 2019’, que ha elaborado la Fundación Telefónica, y que analiza las principales tendencias que conforman el grado de evolución de la transformación digital del país, así lo ha puesto de relieve.

Carmen Morenés, Directora General de Fundación Telefónica, y Pablo Gonzalo, Responsable del Área de Cultura Digital y Espacio Fundación Telefónica, han comentado los principales datos del estudio en una presentación virtual debido al Estado de Alarma.

Los retos de esta crisis

El estudio muestra que España progresa en su transición digital y se encuentra a la cabeza mundial en lo relacionado con infraestructuras de primer nivel. Y en lo que respecta a la transformación digital de la industria, supera la media europea pero está lejos de ser líder. El reto lo tienen las PYMES, que deben acometer un esfuerzo para su digitalización y aquí la formación en competencias digitales de los españoles jugará un papel clave.

Crisis como la del coronavirus fomentan los procesos de reconversión económica, laboral y social

Carmen Morenés ha destacado la solidaridad de la sociedad española a la hora de afrontar el problema del coronavirus, así como el papel de la Fundación Telefónica en el avance social y tecnológico. “Hemos continuado con nuestros programas de formación digital para la empleabilidad, que son más importantes que nunca”, además de involucrarse en otras iniciativas sociales: entrega de tablets a los alumnos, donación a la gestión de la crisis, campaña de ayuda para el Banco de Alimentos...

Morenés también ha resaltado que estos momentos fomentan la aceleración y el nacimiento de nuevos aspectos y tendencias: “Estamos en un mundo que no conocemos bien, donde realmente tenemos que volver a empezar a construir una sociedad”. Pero desde Telefónica insisten en resaltar que España tiene una base de infraestructuras de fibra óptica muy potente “que ha permitido durante la crisis mantener la actividad productiva básica, poder transformar la educación y mantener la conectividad”. Algo que se debe a “muchos años de inversión” para poder tener esas infraestructuras capaces de readaptarse a la nueva vida de la sociedad “de un día para otro”.

La digitalización ha llegado para quedarse y nos va a permitir un mundo de oportunidades.- Carmen Morenés

Pablo Gonzalo ha comentado que el nivel de digitalización de España está por encima de la media europea: “Tres de cada cuatro hogares en España tienen la posibilidad de acceder a fibra”, un aspecto que el Responsable del Área de Cultura Digital considera clave para afrontar esta crisis.
Sin embargo, en temas de conectividad y capacitación digital estamos por detrás de la media europea: 6 puntos por debajo en cuanto a conectividad y 3,5 en relación a la capacitación digital.

Digitalización industrial y laboral

A nivel empresarial, el informe muestra que ha habido un aumento considerable en el uso de la Inteligencia Artificial. En 2019, una de cada 12 empresas emergentes centraban su actividad en la Inteligencia Artificial, mientras que en 2013 el ratio era de una por cada 50. “Creo que la principal brecha está en la adopción”, ha reconocido Gonzalo. “Dos de cada tres empresas se están quedando rezagadas en el proceso de digitalización”.

En temas de conectividad y capacitación digital, España está por detrás de la media europea

Son las grandes empresas las que sí están afrontado procesos de digitalización, porque les permite aumentar beneficios y reducir costes, mientras que las PYMES, que conforman gran parte del tejido empresarial español generando un 65% de los puestos laborales, “no han hecho un proceso de digitalización tan amplio”.

Así, “las empresas digitalizadas están pudiendo afrontar mejor la crisis. Por tanto, aquí hay que hacer un esfuerzo de formación”, algo que Pablo Gonzalo considera que “va a ser una de las claves para que puedan afrontar el futuro de una manera más sólida”.

En cuanto al PIB de España, los expertos de la Fundación Telefónica pronostican que la reinvención digital podría añadir un 2% al PIB anual de aquí a 2025, aunque han apuntado que “habrá que hacer nuevas estimaciones”. Consideran que “la digitalización puede ser una de las palancas generales para la creación de empleo” tras la crisis.

Otro de los cambios en los que ha sido determinante esta crisis ha sido en el replanteamiento de la metodología de trabajo: “El COVID-19 ha hecho más por el teletrabajo que muchos directores de innovación de las empresas”, ha comentado el Responsable de Área de Cultura Digital y Espacio de la Fundación Telefónica.
Y esta capacidad de adaptación a trabajar en remoto la ha permitido la mencionada infraestructura de fibra óptica con la que cuenta una buena parte del país.

Más Inteligencia Artificial y formación

La llegada del 5G y los avances en Inteligencia Artificial van a ser los principales diseñadores del futuro. “La salud es uno de los mejores ejemplos para ver cómo la tecnología nos puede ayudar a ver el funcionamiento”, ha explicado Pablo Gonzalo. “En Estados Unidos miles de imágenes de radiografías de los pulmones se llevan a un sistema informático que puede ayudar a prevenir nuevos casos de COVID-19, quitando todo este trabajo laborioso a los médicos”.

Poco más de la mitad de los españoles de entre 16 y 74 años poseen capacidades digitales básicas

Pero para que estos avances tengan utilidad, es fundamental que acompañe el componente humano. El estudio expone que poco más de la mitad de los españoles de entre 16 y 74 años poseen capacidades digitales básicas.
Es más, los usuarios con capacidades digitales avanzadas solo han pasado del 32% en 2017 al 36,1% en 2019. “El futuro va a ser digital así que tenemos que educar en competencias digitales. Es como tener las mejores carreteras pero no tener coches”.

Así, “en un contexto con tanta incertidumbre, una de las cosas más importantes que nos debe guiar es la ética y los valores”. Para ello, la sociedad debe confiar en la tecnología y, de momento, solo el 42% de los internautas declaran tener mucha o bastante confianza en internet. “Los datos hay que utilizarlos de una forma transparente y segura”, ha recalcado Gonzalo.

Así que todo este avance tecnológico y digital debe ir ligado a las necesidades y compromisos sociales, al denominado humanismo digital. “No vemos el futuro de la sociedad donde la tecnología sustituya lo que hacen las personas, sino un futuro donde la tecnología nos ayude a conseguir nuestros objetivos: trabajar y aprender mejor, conectarnos con nuestros seres queridos”.

“Las nuevas tecnologías generan nuevas oportunidades. Tenemos la base y el potencial. El mensaje es que hay que aprovecharlo”.

Más info.: Sociedad Digital en España 2019