Formulario de búsqueda

Si estás preocupado por el futuro escucha a Iñaki Gabilondo

  • El periodista reivindica un nuevo humanismo, algo que le han transmitido diversos científicos a los que ha entrevistado
  • Asegura que la tecnología no trae respuestas, sino que traslada preguntas que el ser humano debe resolver 

Foto: Adobe Stock

Si hay alguien que puede hablar con propiedad sobre el futuro ése es quien lleva analizando la actualidad durante más de un siglo de carrera en los principales medios de comunicación del país.

Iñaki Gabilondo ha participado estos días en el XII encuentro de Tendencias Omnicom. El grupo publicitario ha contado con él para hablar del futuro, o del vértigo que nos produce la incertidumbre de lo que está por venir, y el periodista -como suele ser habitual- no ha defraudado.

_alt_

Gabilondo habló de su experiencia entrevistando a reconocidos científicos para su programa “Cuando ya no esté” de Movistar+. Expertos en inteligencia artificial, física cuántica, arquitectura, conectividad, energías renovables, datos... A todos les ha hecho la misma pregunta: “¿Qué va a pasar (en el futuro)?”. Y todos le han respondido lo mismo: “Esa pregunta no tiene respuesta. Lo que tenemos que preguntarnos es “¿Qué vamos a hacer (ante lo que se avecina)?”.

Se trata de mantener una actitud activa en un mundo en constante transformación. Empezar a gestionar el futuro y olvidarnos de gestionar el pasado porque para eso -apunta el periodista- ya está la política.

El error es que estamos gestionando el pasado en lugar del futuro. - Iñaki Gabilondo

Gabilondo ha mantenido una actitud crítica ante todos los que se quedan hipnotizados alabando los progresos de la tecnología. Ha alertado de la evidencia de que el mercado laboral tal y como lo conocíamos se desmorona y ha llamado la atención sobre otro nuevo que está emergiendo y en el que solo sobrevivirán los que sean capaces de vencer el estupor inicial. “Las empresas se matan por encontrar gente con talento. Frente al catastrofismo que se respira en todas partes por el miedo al futuro, Silicon Valley es el lugar más optimista que conozco”.

“Vivir, es vivir en la niebla”, ha remarcado el ganador de 6 Premios Ondas. Tan cierto es que la incertidumbre es la única evidencia con respecto al futuro, como que está en nuestras manos hacer que el día que vivimos pase a la historia. Por eso, frente al derrotismo y la desazón, Gabilondo ha recordado que a todos nos educaron para un mundo y vivimos en otro distinto.

Los robots permiten multiplicar la productividad e impulsar las contrataciones

Y ha rescatado un dato que refleja a la perfección las contradicciones y paradojas de la tecnología en el mercado laboral: en el último año, Amazon ha contratado un 20% menos de personal para cubrir las vacaciones de sus trabajadores en plantilla. ¿La razón? Que los robots han podido sustituirles en sus funciones, algo aparentemente demoledor para cientos de profesionales en el paro que, sin embargo, no tiene una única lectura. La prueba es que el aumento de la productividad generado gracias a los robots ha permitido que Amazon incrementase su personal fijo de plantilla considerablemente. Es decir que, con sus ventajas y desventajas, el balance de la llegada de los robots al mundo laboral es globalmente positivo. Al menos en este caso.

Nos educaron para un mundo y vivimos en otro

Frente a los que opinan que la tecnología acabará con el mercado laboral, el que fue director del programa más escuchado de la radio española ha puesto en valor la búsqueda de un nuevo humanismo. Una necesidad que le trasladaron todos los sabios con los que ha hablado en “Cuando ya no esté”. La exigencia de no caer en la frialdad de la técnica. “Hay mucha idolatría de la tecnología. Nos quedamos fascinados con su virtuosismo y nos olvidamos de cualidades humanas irreemplazables como la creatividad o la empatía”.

En el caso concreto del sector del marketing y la publicidad, uno de los retos más importantes que plantea el futuro en opinión de Gabilondo es la necesidad de convencer a la sociedad más escéptica de la historia y que al mismo tiempo se lo cree todo.

Estamos ante la sociedad más desconfiada y crédula de la historia

Una referencia directa a las Fake News y a la necesidad, más que nunca, de que las marcas y sus mensajes publicitarios apelen a la verdad. “En los tiempos de inundación (informativa) lo que más escasea es el agua potable”, ha asegurado Iñaki Gabilondo.

Y ha reconocido que el momento que vivimos es verdaderamente difícil al mismo tiempo que ha asegurado con firmeza que si él tuviese ahora 20 años no permitiría que nadie le dijese nunca que no tiene futuro. No hay que olvidarse, remarca el periodista, que “el partido acaba de empezar y que el futuro no está escrito”.