Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
El big data es el nuevo petróleo
Compartir en:

El big data es el nuevo petróleo

  • David Vivancos, CEO de BigMind Data, plantea una realidad cercana en la que los robots nos puedan sustituir en el trabajo
  • Durante la gala de los Premios JCDecaux de Creatividad Exterior, Vivancos ha hablado de la inteligencia artificial como un paso más allá de la creatividad humana
Reason Why Reason Why logo
robots-inteligencia-artificial

Hoy se han entregado los Premios JCDecaux de Creatividad Exterior, un certamen que busca premiar lo mejor de la Publicidad Exterior en España. La gala de entrega de premios comenzó con una ponencia sobre inteligencia artificial (“más allá de la creatividad humana”) a cargo de David Vivancos, CEO de BigMind Data. Una reflexión sobre la tecnología y las potencialidades de los robots que resultó ser brillante.

Un poco de contexto

Para introducir el tema, David Vivancos resumía un poco de historia sobre la inteligencia artificial. Básicamente contaba que existen 3 tipos:

  • Reducida: la aplicada a un robot que puede hacer una tarea mejor que cualquier ser humano
  • General: capaz de construir una especie de cerebro a base chips tecnológicos
  • Suprainteligencia: que se alcanzará cuando el ser humano sea capaz de construir una nueva especie mucho más inteligente

davidvivancos-inteligenciaartificial-reasonwhy

“No estamos hablando de ninguna entelequia”, aseguraba el experto, “esto pasará algún día. No sé cuándo, pero estoy convencido de que pasará”. Y citaba como ejemplo de profesionales que han aportado su granito de arena en esta dirección a Elon Musk, Fundador de PayPal y Tesla.

El big data es el nuevo petróleo

“Los robots no serían lo que son sin los datos. De hecho, el big data es el nuevo petróleo” aseguraba el CEO de BigMind Data cuando hablaba de todo lo que son capaces de hacer los robots gracias a los datos y a un sistema de aprendizaje muy similar al de nuestra especie. “Los robots aprenden como los seres humanos: a base de equivocarse”, explicaba.

David Vivancos ponía como ejemplo del potencial de los robots dos casos. Uno que muestra cómo una máquina es capaz de poner en aprietos al campeón del mundo de tenis de mesa, Timo Boll.

Y otro robot que es capaz de conducir una moto Yamaha casi al mismo nivel que el piloto italiano Valentino Rossi.

Más que hablar de robots, que también, David Vivancos aseguraba que prefiere hablar de mentes y de cerebros que son, asegura, “el origen de todo”.

¿Hacia dónde vamos?

Si bien David Vivancos destacaba que los robots son capaces de trabajar muchas más horas que los seres humanos y que además aprenden a desarrollar una tarea más rápido (“basta con copiar la memoria de un robot que ya haya aprendido a desarrollar la tarea para tener dos que consigan hacerlo”, aseguraba), a la pregunta de ¿nos quedaremos sin trabajo algún día por culpa de los robots?, el CEO de BigMind Data respondía que quizás a largo plazo los robots nos sustituirán en el trabajo para poder dedicarnos a disfrutar de la vida”.

Los robots pueden trabajar más horas y más rápido que las personas

Incluso llegó a bromear con que sería buena idea que alguna máquina tuviese derecho a voto en el Consejo de Administración de alguna empresa e incluso en política.

Bromas a un lado, David Vivancos contaba que ya hay robots capaces de interpretar las emociones, improvisar tocando algún instrumento y hasta ser los primeros en escribir una noticia sobre algo que acaba de pasar. Estos avances, aseguraba, "nos llevan a pensar en que vamos camino de la publicidad algorítmica", un tipo de publicidad capaz de mostrar una imagen distinta para cada tipo de persona en tiempo real.

En unos años, David Vivancos pinta una realidad tal que así…

 inteligencia-artificial-especie-humana

Se trata de la línea de evolución de la especie humana hacia el siguiente dilema: “Dentro de 15 años tendremos que decidir si queremos ser humanos aumentados e implantarnos algún chip en nuestro cuerpo o si queremos seguir siendo normales" planteaba. Y terminaba con un rotundo: "Bienvenidos a la inteligencia artificial”.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.