Formulario de búsqueda

Fisher-Price recuerda a los padres el poder de los juguetes

  • La marca de juguetes y la agencia Manifiesto han elaborado cuatro spots para web y redes sociales
  • La intención es transportar al adulto a su infancia y que pueda imaginar la jugabilidad de sus artículos

Fisher-Price continúa llevando a los adultos hasta su infancia, sumergiéndolos en sus recuerdos y su capacidad imaginativa. Esta vez lo ha hecho de la mano de la agencia Manifiesto, a través de cuatro spots para promocionar los nuevos productos y hacer ver a los padres los beneficios de jugar.

La compañía considera que esta idea es la mejor forma de mostrar la jugabilidad de cada artículo

A partir del concepto “Let’s be kids” (seamos niños), en el que lleva tiempo trabajando, Fisher-Price invita a los adultos a recuperar las emociones de la infancia. La compañía de juguetes considera que es la mejor forma de visualizar la jugabilidad de cada artículo pensado para sus hijos.
Partiendo de esta premisa, Manifiesto ha desarrollado cuatro piezas audiovisuales que exploran el universo de fantasía desde el prisma de los más pequeños.

Noelia Fernández, Executive Creative Director de la agencia, destaca que "el nuevo concepto global Let’s be Kids, desarrollado por Widen+Kennedy, es absolutamente inspirador para cualquier equipo creativo porque te obliga a volver a pensar como un niño”. Fernández considera que el resultado son cuatro piezas “llenas de ingenio, belleza y fantasía".

Los spots evocan diferentes escenarios como un vuelo en avión, una selva, un viaje espacial o un paseo por las nubes. 

A través de analogías se busca la semejanza entre situaciones protagonizadas por adultos y el paralelismo de éstas con momentos en los que los bebés acaban disfrutando de los juguetes.

Desde el punto de vista de Ruth Henriquez, Marketing Director EMEA Infant and Preschool Brands en Mattel: “En Fisher-Price hemos dado una voz única a la cultura de la niñez, por tanto a través de esta nueva campaña y de estos cuatro spots mostramos una forma divertida e imaginativa de invitar a los adultos a reencontrarse con la alegría de ser niños otra vez”.

Las piezas se utilizarán principalmente en la web y redes sociales de los diferentes países donde Mattel, propietaria de Fisher-Price, opera en Europa. 

Mattel y Manifiesto han colaborado estrechamente en los últimos años en diferentes proyectos relacionados con las marcas de la juguetera americana como Hot Wheels, Barbie, Monster High, Polly Pocket, Mega Bloks, o Mattel Games como Pictionary y Scrabble.