ReasonWhy Actualidad e Investigación sobre Marketing y Economía Digital


Correos reinterpreta “El Tamborilero” en su anuncio de Navidad

  • Correos lanza una versión del clásico villancico, en clave de humor, y con buzones cantarines como protagonistas
  • El lema de la felicitación es: "A todos los caminos que no llevan a Belén, esta Navidad, ya iremos nosotros"

Este año, Correos ha querido felicitar la Navidad con un toque de humor. Después de un año difícil, y con la noticia de que la consultora Brand Finance le ha situado como la segunda compañía más demanda en España en 2021, Correos ha querido mostrar su lado más divertido, lanzado su propia versión del clásico villancico "El Tamborilero".

El spot de Correos solo se difundirá a través de redes sociales

El anuncio muestra sus icónicos buzones amarillos elevándose hasta el cielo e interpretando el popular villancico. A su manera. En la letra, los pastorcillos se niegan a ir a Bailén, por ejemplo.

Bajo el lema "a todos los caminos que no llevan a Belén, esta Navidad, ya iremos nosotros", la compañía de servicios logísticos busca "sacar una sonrisa" en un año donde han acabado faltando. Además de Correos, Bankinter también ha querido utilizar la música como recurso para su campaña de Navidad, rindiendo homenaje a sus empleados con "el villancico más terco del mundo."

"El camino que no lleva a Belén"

La pieza, que solo se difundirá a través de redes sociales, ha sido ideada por la agencia creativa Mono. Además de las sorprendentes escenas de los buzones amarillos despegando de las aceras de Madrid, la letra de este nuevo villancico protagoniza el spot.

"El camino que no lleva a Belén, lleva a otros sitios como, por ejemplo, Bailén. Ahí los pastorcillos no quieren saber na', dicen que ellos, si no es Belén Belén, no van...", entonan los buzones cantarines durante el anuncio.

Noticias Relacionadas

Bankinter rinde homenaje a sus empleados con “el villancico más terco del mundo”

Mapfre da una lección de responsabilidad en su anuncio de Navidad

El mensaje final de la pieza, lanza también el posicionamiento de la marca, donde pone en valor la capilaridad y naturaleza de servicio público de Correos.