Formulario de búsqueda

En busca de la bolsa de plástico del futuro

Compartir en:

En busca de la bolsa de plástico del futuro

  • Ideo ha lanzado un concurso para encontrar soluciones alternativas a los plásticos de un solo uso
  • El objetivo es reducir los materiales derivados de combustibles fósiles y mejorar la recuperación de la bolsa tras su uso

Empresas, gobiernos y ciudadanos han emprendido una batalla contra los plásticos de un solo uso movidos por una creciente conciencia colectiva en torno a la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente.

Son muchas las soluciones impulsadas ya para reducir la dependencia mundial de este tipo de plásticos. En esta línea, la consultora Ideo se ha asociado con la compañía de inversión en economía circular Closed Loop y otros minoristas de Estados Unidos, -agrupados bajo el Consortium to Reinvent the Retail Bag- para desarrollar la bolsa de plástico del futuro. ‘Beyond the Bag’ es un concurso de innovación que ofrecerá un millón de dólares de fondos para financiar las ideas y proyectos de desarrolladores que busquen alternativas a las tradicionales bolsas de plástico.

Solo en Estados Unidos se usan alrededor de 100.000 millones de bolsas de plástico cada año

Este artículo ha sido, durante décadas, la solución dominante para llevar la compra a casa, pero su conveniencia ha degenerado en un coste significativamente negativo para el entorno. Se estima que, solo en Estados Unidos, se usan alrededor de 100.000 millones de bolsas de plástico cada año, de las que se reciclan menos del 10%. El uso de este producto tiene, además, una duración media de 12 minutos, mientras que su vida útil puede alcanzar los 400 años.

Es por esto que Ideo ha puesto en marcha la iniciativa, cuyo objetivo es encontrar una nueva gama de soluciones alternativas para un problema que atañe a todo el planeta. El principal conflicto con las bolsas de plástico de un solo uso reside en el uso de materias primas -la mayoría están fabricadas con plástico virgen derivado de combustibles fósiles- y la recuperación del material tras su uso. Aunque reciclables, generalmente estos artículos terminan en vertederos, en la línea incorrecta del proceso de reciclaje o, directamente, en el medio ambiente.

Las áreas de actuación de las propuestas

A pesar de sus efectos perniciosos en la naturaleza, no se puede negar que estas bolsas resultan convenientes. Así, los participantes en el concurso de Ideo deberán trabajar para ofrecer una solución que reproduzca la funcionalidad de este producto al mismo tiempo que se reduce su impacto en la sostenibilidad.

A este respecto, la consultora propone tres áreas diferentes en las que centrar las innovaciones:

  • Desarrollo de nuevos materiales para reemplazar al plástico de un solo uso
  • Diseño de modelos reutilizables, con propuestas que abarquen desde los sistemas de entrega de circuito cerrado hasta el intercambio de contenedores
  • Soluciones sin bolsa, que pueden incluir servicios de entrega de drones o vehículos autónomos.

Además, los proyectos deberán tener en cuenta los puntos de interacción con el cliente, como los pagos en tienda, y cómo cuestiones como la automatización pueden contribuir a crear nuevas oportunidades de eficiencia. Asimismo, los quioscos de recogida en tienda pueden ser una opción viable para descubrir cómo las experiencias digitales ayudarían a incentivar las transacciones libres de bolsas de plástico.

El concurso tendrá en cuenta las ideas en distintas fases de desarrollo. De esta forma, los proyectos en etapas iniciales recibirán hasta 50.000 dólares, mientras que los conceptos en etapa de crecimiento podrán percibir hasta 100.000 dólares. Aquellas soluciones consideradas avanzadas serán tenidas en cuenta para apoyo financiero en profundidad y pruebas piloto. De manera adicional, las seis ideas más prometedoras de las etapas iniciales y medias serán invitadas a unirse a la aceleradora ‘Beyond the Bag‘ para escalar las propuestas.

Todas ellas, que podrán presentarse a partir del próximo 3 de agosto, deberán cumplir una serie de requisitos mínimos y unos estándares de rendimiento, como que no incurran en problemas de ergonomía, que sean duraderas y resistentes al agua o que se pueda incluir el logotipo de una marca.

Más info.: Beyond The Bag