Formulario de búsqueda

El impacto medioambiental de la ganadería protagoniza esta campaña de Burger King

Compartir en:

El impacto medioambiental de la ganadería protagoniza esta campaña de Burger King

  • Ha creado una dieta basada en hierba de limón para reducir las emisiones de gases del ganado
  • #CowsMenu se apoya en la música y el humor para explicar el compromiso de sostenibilidad de la compañía

Aunque pueda parecer lo contrario, las flatulencias y eructos de las vacas no son cosa de risa. Dichos gases liberan grandes cantidades de metano, lo que contribuye al cambio climático. Es por eso que Burger King ha creado una dieta especial agregando hierba de limón para reducir las emisiones de su cadena de producción en aproximadamente un 33%.

El metano y la digestión de las vacas protagonizan el último spot de la cadena de restaurantes, que, a partir del 14 de julio, comenzará a ofrecer una hamburguesa responsable con el impacto medioambiental y hecha con carne proveniente de vacas que emiten metano reducido en los establecimientos de Miami, Nueva York, Austin, Portland y Los Ángeles.

El joven cantante de yodeling Mason Ramsey protagoniza la pieza

Al son de una canción de country, interpretada por la joven sensación del yodeling (canto a la tirolesa) Mason Ramsey, y bajo la dirección del oscarizado Michel Gondry, Burger King explica en la creatividad cómo su trabajo y colaboración con científicos de la Universidad Autónoma del Estado de México y la Universidad de California les ha ayudado a descubrir que la hierba de limón reduce aproximadamente un tercio de las emisiones de metano por día durante los últimos tres o cuatro meses de vida de la vaca, según las pruebas preliminares.

Así, sin caer en lo escatológico y con un anuncio cargado de ritmo y humor en el que abundan las alusiones al proceso digestivo del ganado, la marca busca promocionar su Whopper libre de metano, consolidar su estrategia de apuesta por la sostenibilidad y concienciar a la industria de la necesidad de mejorar e innovar en los procesos productivos.

El consumo de carne, ¿en peligro?

La compañía es consciente de que no puede hacer frente a este desafío por sí sola, por lo que está compartiendo sus hallazgos para alentar a los proveedores, agricultores y otras marcas de alimentos a ayudar generar impacto positivo en nuestro planeta, detalles que pueden encontrase en el apartado de sostenibilidad de su sitio web oficial.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la carne de res es responsable del 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. En este sentido, la preocupación por el cambio climático han llevado a algunos consumidores a reducir su consumo general de carne y optar por otras alternativas de origen vegetal. Por ello, Burger King vende hamburguesas sin carne y empanadas de salchichas hechas por Impossible Foods, que en un informe de 2019 descubrió que sus hamburguesas producían un 89% menos de emisiones de gases de efecto invernadero que una con carne de vaca.

Burger King no es la única cadena de restaurantes que busca hacer que su negocio sea más ecológico. Starbucks también se ha comprometido a agregar alternativas de carne a su menú y planea incorporar envases reutilizables. Por su parte, McDonald's dio a conocer la apertura de un establecimiento en Walt Disney World Resort que genera suficiente energía renovable para cubrir todas sus necesidades de energía sobre una base neta anual.