Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Cutty Sark repite con el Marketing de Contenidos
Compartir en:

Cutty Sark repite con el Marketing de Contenidos

Reason Why Reason Why logo
Cutty-Sark

Cutty Sark ha dejado claro una vez más que su camino pasa por el marketing de contenidos. Una línea que inició para reforzar su branding hace unos meses al revivir la historia de su marca con un club secreto.

Ahora la compañía quiere continuar el viaje iniciado hace unas semanas, involucrando a sus clientes e invitándoles a convertirse en #cuttybandistas a bordo de un auténtico barco de contrabando.

Un escenario que se relaciona a la perfección con la historia de la marca. Y es que el Whisky Cutty Sark emprende su trayectoria en la polémica época de la Ley Seca de la mano del contrabandista Bill McCoy.

Los interesados que quieran continuar con su legado y embarcarse en una aventura de siete días navegando por las Islas Baleares, deberán registrarse en cuttysark.es. Una vez registrados entrarán a formar parte, dependiendo de su ubicación, de una de las cuatro familias en las que estará dividido el territorio de juego y que dominan el negocio del whisky clandestino.

De este modo, cada participante luchará por llevar el premio a su familia, ya sea un Mistral, un Tramontana, un Lebeche o un Siroco. Y para conseguirlo tendrá que ir sumando puntos que conseguirá al subir fotos, acudiendo a fiestas o realizando correctamente los retos que se le propondrán a lo largo del viaje.

Los ocho cuttybandistas que encabecen el ranking serán los que zarparán rumbo a las Baleares y podrán elegir a un amigo para que les acompañe en la travesía. Un viaje en el que a partir del 17 de agosto vivirán como auténticos contrabandistas de la Ley Seca a través de pruebas de habilidad, supervivencia y resistencia.

Pero Cutty Sark advierte de que al final de la aventura sólo pueden quedar cuatro¿Te atreves a ser un cuttybandista?

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.