Formulario de búsqueda

TikTok introduce el control parental remoto en España

Compartir en:

TikTok introduce el control parental remoto en España

  • Los padres podrán controlar el tiempo de pantalla, los mensajes directos o restringir el contenido delicado
  • La funcionalidad ya fue testada en el Reino Unido y busca aumentar el "bienestar digital" de los jóvenes

La aplicación de vídeos cortos TikTok ha introducido una nueva funcionalidad para que los padres o tutores puedan controlar la actividad en los perfiles de los jóvenes a sus cargo. El “Modo seguridad familiar” (Family Safe Mode) se puede utilizar de manera remota desde otro smartphone, sin la necesidad de tener acceso al dispositivo de los menores.

¿Cómo usar el control parental de Tik Tok?

Para activarlo, es necesario crear un perfil de adulto en TikTok y después asociarlo escaneando un código QR a la cuenta del menor. Una vez hecho esto, es posible controlar distintos aspectos del "bienestar digital" de los niños en la red social.

TikTok también se ha asociado con creadores locales para advertir del tiempo de exposición

Por un lado se podrá gestionar el tiempo de pantalla, controlar los mensajes directos (tanto quién puede enviar mensajes a la cuenta como desactivarlos completamente) o restringir la aparición de contenidos no apropiados para todas las audiencias. Sin embargo, la aplicación no ha detallado cómo identifican los contenidos inapropiados por lo que algunos usuarios han transmitido su preocupación.

La herramienta de control parental fue lanzada en fase de pruebas en el Reino Unido y ya está disponible en España. TikTok ha introducido también otra función de Gestión del tiempo de pantalla en la que permite limitar el tiempo diario de acceso a los contenidos de su muro. La red social se ha asociado con algunos de los creadores locales para recordar a la comunidad “que deben ser conscientes del tiempo de pantalla en la aplicación y les anima a tomar descansos”.

La medida llega después de las críticas recibidas el pasado año hacia el poco control exigido ante el cyberbulling infantil dentro de la red social, los problemas con las políticas de privacidad y gestión de datos; así como la publicidad dirigida a menores que permitían realizar compras directamente desde la aplicación.