Formulario de búsqueda


Las ventas de Apple siguen creciendo en el segmento empresa

Compartir en:

Las ventas de Apple siguen creciendo en el segmento empresa

Hay un segmento de mercado en el que Apple no deja de crecer: las empresas. Con las ventas corporativas de iPhones y iPads, Apple se mantiene firme en un sector muy lucrativo para las cuentas de la compañía.


Apple está expandiendo cada vez más su alcance hacia las empresas. A medida que la tecnología de consumo migra de los ordenadores personales a los smartphones y tablets, la compañía de la manzana se hace cada vez más fuerte en un segmento muy lucrativo: el de las ventas corporativas. 

 

La popularidad de los iPhone y los iPad entre los empleados de algunas compañías está haciendo que éstas cambien sus patrones de compras. Esto es así hasta el punto de que el iPhone está empezando a sustituir a la BlackBerry como teléfono de empresa. Y el iPad está empezando a asumir funciones hasta ahora reservadas para los ordenadores personales. 

 

Según un informe de Forrester Research, Apple captó el 9% de la inversión global de empresas y gobiernos en ordenadores y tabletas en 2013, frente al 1% que representaba en 2009. Para 2015 se estima que la participación de Apple alcance el 11%. Y eso sin tener en cuenta al iPhone, que podría convertirse en el producto más comprado por los clientes corporativos.

 

Algunos ejemplos reales

LG&E and KU Energy es la mayor compañía eléctrica de Kentucky. Sirve como ejemplo de cómo Apple consigue ingresar en las empresas para después expandirse de forma interna por ellas.

 

LG&E aprobó el uso del iPhone entre sus empleados en el año 2010. Más adelante adoptó los iPad y desarrolló apps a la medida de sus necesidades corporativas, como una que permite monitorizar las líneas de alto voltaje desde los helicópteros. A día de hoy los ingenieros de la compañía usan iPad para registrar cuánta electricidad se genera.

 

En multinacionales como Cisco Systems, Apple es casi la norma. En 2009 Cisco empezó a permitir a los empleados usar en horario laboral el dispositivo que prefirieran. Es decir, podían comprar sus propios teléfonos y tabletas  y la empresa se hacía cargo, en algunas ocasiones, de la tarifa mensual del servicio. Ahora los iPhone y iPad representan casi el 75% de los más de 70.000 aparatos móviles que respalda el departamento técnico de la compañía. 

 

Y es que a medida que crece el software basado en la web, se superan cada vez más las limitaciones relativas a las aplicaciones empresariales diseñadas solo para Windows. De hecho Cisco ofrece software a sus usuarios de Mac para que puedan usar programas de Windows.

 

Sin embargo, Apple no debería bajar la guardia porque la competencia se aproxima a pasos de gigante. Eso sí, pocas compañías tecnológicas pueden presumir como lo hace Apple de haber encontrado el equilibrio entre ser una marca de empresas y de consumo al mismo tiempo.