Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
La siesta ya es un negocio
Compartir en:

La siesta ya es un negocio

  • Siesta&Go, el primer local para echarse la siesta en Madrid, ya abre 24 horas
  • En Japón hay un local de siestas exclusivamente para mujeres
Reason Why Reason Why logo
siestas trabajo productividad negocio

Los beneficios de echarse una siesta son indudables: aumenta la creatividad y el rendimiento, combate la ansiedad y el estrés, y es positivo para mantener una buena salud psíquica. Y, aunque no es fácil encontrar el tiempo o el lugar donde descansar unas horas en mitad de la ciudad, están empezando a surgir negocios enfocados a las siestas.

Siesta&Go

Siesta&Go no es sólo un bar de siestas, sino un lugar donde descansar y desconectar de la vida diaria.

"La idea surgió en Japón, donde hay locales en los que echarse la siesta durante la jornada laboral"

Su fundadora, María Estrella Jorro de Inza, nos ha contado que en los dos meses que llevan abiertos el recibimiento ha sido inmejorable. Ya cuentan con algunos clientes habituales, como David, que es personal médico y trabaja en el aeropuerto pero vive en Córdoba. Cuando necesita descansar entre turnos de trabajo se acerca a Siesta&Go.

La idea de abrir un lugar así surge de un viaje a Japón. “Me sorprendió ver que tenían siestódromos o nap stations en muchas zonas de oficinas. Incluso había algunos establecimientos dirigidos específicamente a mujeres. Se adaptan mucho al cliente”.

Y es que aunque la siesta es una tradición típica de España, hasta ahora no existía un local de características similares en nuestro país. “En una búsqueda rápida vi que no había ningún sitio donde poder echarse una siesta en Madrid o Barcelona. Hay algún hotel en Oviedo que ofrece algo parecido, pero se limita a las horas después de comer. Para nosotros es bueno, significa que no tenemos competencia”.

"Muchos padres de recién nacidos vienen para descansar durante el día"

Respecto al tipo de clientes, María confirma que la mayoría son ejecutivos que trabajan por la zona de Nuevos Ministerios en Madrid. Pero no son los únicos. “También tenemos a muchos padres con recién nacidos que no pueden dormir durante la noche. Desde una madre recién incorporada a la oficina tras la baja maternal, hasta el padre que quiere echarse una siesta durante la hora de la comida para ayudar a su esposa al volver a casa”.

Algunos clientes solo buscan un lugar tranquilo en el que relajarse o trabajar. “Tenemos zonas de trabajo con wifi, y muchos clientes se pasan para matar el tiempo antes de una reunión. O aunque no quieran dormir, algunos solo buscan descansar y leer una revista”. 

Hay 26 ocupaciones entre las que elegir: habitaciones individuales, literas (con un precio más económico para aquellos dispuestos a subir a la litera superior) y sillones o mesas de trabajo. Según entras los zapatos son sustituidos por cómodas pantuflas. “Buscamos el silencio y el confort de nuestros clientes”.

"Abrimos 24h porque nuestros clientes nos lo pidieron"

Respecto a planes de futuro, se dejarán guiar por lo que demanden sus clientes. “Nos pidieron abrir durante todo el día y ahora estamos abiertos 24 horas. Además hemos instalado duchas para que puedan asearse antes de ir al aeropuerto o a la oficina”. Con este nuevo horario Siesta&Go se acerca más al concepto de hotel, pero con la flexibilidad de entrar y salir cuando el consumidor quiera.

La idea ha gustado tanto que algunas empresas de la zona ya se han puesto en contacto con ellos para ofrecer este servicio a sus empleados. Por eso no sorprende que ya existan empresas especializadas en fabricar mobiliario para echarse la siesta en el trabajo, como Metronaps.

Siestas en el extranjero

Aunque Siesta&Go es uno de los primeros negocios de estas características que encontramos en nuestro país, es una idea extendida más allá de nuestras fronteras.

En Japón hay locales de siestas exclusivamente para mujeres

PAUZ se describe como un bar de siestas situado en Bruselas. En este caso ofrecen no sólo la posibilidad de echarse una siesta, sino que también hay sesiones de masajes para sus clientes.

Y en Japón hay numerosos lugares en los que echarse la siesta. Uno de ellos, Nap Cafe Corne, es un local dirigido exclusivamente a mujeres. Allí las clientas pueden elegir qué tipo de almohada utilizar y tienen hasta una cocina a su disposición.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.