Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
La anatomía del post perfecto en Facebook
Compartir en:

La anatomía del post perfecto en Facebook

Reason Why Reason Why logo
facebook-me-gusta-post-perfecto

¿Qué se debe publicar y qué no en Facebook? Crear un mensaje perfecto para un post en esta red social, que capte la mayor atención posible por parte de los usuarios, no es una cuestión matemática. Pero estos pequeños consejos son imprescindibles para hacer que un post resulte atractivo y logre, por tanto, alcanzar nuevas metas en una fan page.

La estructura del mensaje

El cuerpo

A pesar de que Facebook no restringe el número de caracteres como sí hacen otras redes como Twitter, no es aconsejable extenderse demasiado. Se puede hacer pero probablemente no será la estrategia más eficaz. A los fans de un página de Facebook puede resultarles molesto un texto largo en su timeline.

Y es que según un estudio reciente, se ha demostrado que los post en Facebook con menos de 80 caracteres han alcanzado un 66% más de respuesta. Aunque poco se puede decir en 80 caracteres, los usuarios agradecen ese tipo de mensajes al ser cortos, directos y sencillos. De hecho, los que mejor funcionan son aquellos que implican una llamada a la acción. Porque, por ejemplo, si se da toda la información en el propio post el usuario estará menos tentado a hacer clic, perdiendo así tráfico hacia la web.

El enlace

El objetivo de escribir un post en Facebook es aportar a los usuarios pinceladas sobre un tema que pueda ampliarse posteriormente mediante un link. El texto debe acompañarse con un enlace directo a una web donde el usuario pueda encontrar más información porque las redes sociales, en general, deben usarse para aumentar el tráfico de un sitio web. Este tipo de llamadas a la acción hay que fomentarlas puesto que el lector se involucra más si se le ofrece información adicional.

Los contenidos visuales

No se debería publicar un post si no va acompañado de un contenido visual, es decir, si no va acompañado de una buena foto, un vídeo o una vista previa de un vínculo enlazado. Este tipo de recursos aporta valor añadido al mensaje y lo hace destacable entre el resto de posts del timeline del usuario.

El momento

Por último, pero no menos importante, hay que tener en cuenta el momento en el que se está publicando un post. La analítica web ayuda mucho en este proceso puesto que se puede averiguar qué días y a qué horas los usuarios interactúan más. Aunque esto es sólo una pauta a seguir, siempre es bueno estar al tanto del momento en que la audiencia está más receptiva para planificar un calendario de contenidos de éxito.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.