Formulario de búsqueda

El Real Madrid pone en valor los rituales previos a cada partido

Compartir en:

El Real Madrid pone en valor los rituales previos a cada partido

  • En su nueva campaña de abonados se ve a jugadores y aficionados respetando las mismas tradiciones en cada partido
  • Es una activación internacional desarrollada por la agencia Cut Media Reino Unido

“Llámalo devoción, obsesión o superstición”. En su última campaña de abonados, el Real Madrid deja la puerta abierta a quien quiera ponerle nombre a los rituales que realizan jugadores, miembros del equipo y la propia afición antes de cada partido.

Real Football

Bajo el claim “Real Football”, en un claro guiño al término "real" de la marca y al sentido literal de la palabra, el club madridista ha lanzado una campaña de abonados dirigida a un target internacional.

Es una campaña digital rodada en inglés con subtítulos en español

Rodada en inglés (con subtítulos en español) por la agencia Cut Media Reino Unido, el spot habla de los rituales o tradiciones del entorno de club antes de cada partido: ser el primero en llegar al campo, sentarse siempre en el mismo sitio del estadio, besar la bandera... En la escena se intercalan imágenes del Santiago Bernabéu con jugadores como el capitán Sergio Ramos besando simbólicamente su camiseta antes de ponérsela o el mediocampista Luka Modrić en el vestuario recogiendo sus espinilleras en las que lleva fotos de su familia, con otras de seguidores del Real Madrid. Todo con una narración en tono pasional y una música épica de fondo.

La voz en off termina describiendo estos rituales como la “magia inexplicable que convierte al fútbol en real" o, lo que es lo mismo, "Real Football”.

Con esta idea, el Real Madrid trata de poner en valor los rituales o tradiciones previos a cada partido como una parte importante del juego y de lo que hace grande a la famlia madridista. De hecho, la campaña (que se desarrollará en el entorno digital) apela directamente a la audiencia en el momento en que el narrador sugiere: "Eres tú quien marca la diferencia".