Formulario de búsqueda

New Balance presenta unas zapatillas “hechas responsablemente” con material excedente

  • “Made Responsibly 998” es un modelo limitado que busca aprovechar al máximo los desechos de producción
  • La iniciativa se ubica bajo el paraguas de un nuevo compromiso de sostenibilidad de la compañía

Más allá de los mensajes publicitarios, la sostenibilidad cobra cada vez más pesos en los procesos productivos de las compañías. Ante un consumidor más informado y con mayor conciencia medioambiental, empresas de todo el mundo están apostando por impulsar la responsabilidad en sus cadenas de suministro para reducir el impacto de su actividad. Desde el uso de materiales reciclables hasta la colaboración con proveedores locales y de proximidad, las marcas apuestan por conectar con su audiencia mediante productos más sostenibles.

A esa apuesta por la sostenibilidad se suma la marca de calzado New Balance rediseñando su modelo de zapatilla 998 en una edición limitada hecha con materiales sobrantes. Bajo el título “Made Responsibly 998” (998 Hecha Responsablemente) la firma ha buscado aprovechar al máximo los desechos de producción, por lo que estos zapatos están fabricados con una mezcla de excedentes y nuevos materiales que se extraen de materiales almacenados, como malla, cordones, o piel. No obstante, también se emplean elementos como espumas y revestimientos para el interior.

De esta forma, New Balance ha fabricado unos 2.700 pares, todos ellos modelos únicos de los que se pusieron a la venta el pasado 1 de mayo a un precio de 180 dólares cada par. Según apuntan desde la marca, este modelo conserva la calidad de los materiales y el sentido estético que caracterizan sus productos. “New Balance mantiene su compromiso con la artesanía de alta calidad y con hacer que cada pieza de material cuente”, ha señalado John Timulty, Product Manager, Made Footwear en New Balance. “Nuestros diseñadores crearon una paleta de colores que es tanto creativa como estéticamente agradable, lo que resultó en un estilo Made Responsibly 998 que es verdaderamente único”.

...

La iniciativa se ubica bajo el paraguas de un nuevo compromiso con la sostenibilidad que la compañía dio a conocer el pasado mes de abril. Entre los objetivos fijados por New Balance destaca el uso de electricidad 100% renovable en sus operaciones globales para el año 2025 o la reducción en un 30% de sus gases de efecto invernadero para 2030. Desde el punto de vistas de los materiales, algunas de las metas de la marca son, por un lado, alcanzar la cota cero en desperdicio de materiales en sus fábricas para dentro de cuatro años, y por otro, usar poliéster y cuero reciclados.

El modelo “Made Responsibly 998” es la continuación de un pequeño lanzamiento realizado en 2020, bautizado como “Made in U.S. 998 Surplus”, que fue recibido con entusiasmo por los consumidores. Siguiendo esa línea, New Balance parece enfocada a hacer converger la sostenibilidad y la producción local, que es la idea que subyace a las colecciones “New Balance Made”, que tanto para la línea de Estados Unidos como Reino Unido, contiene un 70% o más de valor nacional. De esta forma, la marca avanza en materia de sostenibilidad, un área en el que se había quedado rezagada frente a otros competidores del mercado, como Nike o Adidas.