Formulario de búsqueda

Según Kantar, dos de cada tres hogares españoles cambiarán su comportamiento de compra a causa del Coronavirus

  • Los más pesimistas tienen una intención de cambio muy elevada, centrados en encontrar precios bajos y promociones
  • En 1 de cada 3 tres hogares la persona que representa la principal fuente de ingresos ha sufrido un cambio laboral

El coronavirus ha generado una serie de cambios en nuestra sociedad a nivel global que han afectado tanto en el estado de ánimo como en el comportamiento de los compradores. España no es una excepción y, aunque la pandemia ha tenido un impacto que ha afectado de manera distinta a los diferentes hogares, ha provocado cambios en los hábitos y perspectivas de la mayoría.

En este contexto, Kantar ha presentado un estudio que analiza qué le depara el futuro a las marcas y cadenas, basándose en más de 3.500 entrevistas a compradores españoles y en el vínculo con su comportamiento de compra real de productos de gran consumo.

El placer del producto mucho será más relevante en el futuro

Una de las conclusiones del estudio señala que, a raíz de la pandemia, dos de cada tres hogares españoles (64%) tienen la intención de cambiar la forma en la que compran productos de gran consumo. Estos cambios están muy relacionados con factores que tendrán más impacto que antes al hacer la compra, siendo el placer del producto mucho más relevante en el futuro.

Asimismo, en uno de cada tres hogares en España (34%) la persona que representa la principal fuente de ingresos de la familia ha sufrido un cambio de situación laboral, y muchos esperan una reducción de sus ganancias en los próximos 12 meses (28%). A pesar de ello, siete de cada diez hogares españoles (69%) son optimistas respecto a su futuro.

Identificando a los nuevos hogares españoles

Para ayudar a las marcas y cadenas a entender cómo deben gestionar esta nueva realidad, Kantar División Worldpanel ha segmentado a los compradores en cuatro grupos -Estables, Prudentes, Resilientes y Vulnerables-, clasificados en función de cómo les ha afectado la pandemia y de sus expectativas.

En uno de los extremos nos encontramos a los Estables, que representan al 15% de los hogares españoles y acumulan el 17% de gasto en productos de gran consumo en el último año. Se trata de compradores que no han experimentado ningún cambio en su situación laboral ni en sus ingresos durante la pandemia, ni tampoco lo esperan a futuro.

Los Prudentes representan el 20% de los compradores y del gasto en productos de gran consumo. Al igual que los Estables, no han experimentado cambios negativos relevantes en su situación laboral ni en sus ingresos, ni esperan tenerlos.

El 29% son resilientes y se muestran optimistas con su futuro

El 29% de compradores lo componen los Resilientes, que representan el 30% de gasto en productos de gran consumo y para los que las consecuencias del Coronavirus son mucho más patentes. Aunque han sufrido importantes cambios en su situación laboral y en sus ingresos a raíz de la pandemia, se muestran optimistas con su futuro.

Por último, en el extremo opuesto a los Estables encontramos al grupo de los Vulnerables, que representan al mayor número de hogares españoles, concretamente al 35% de ellos y al 33% del gasto en productos de gran consumo. Son los más afectados por la crisis tanto a nivel profesional como de ingresos y se muestran muy pesimistas sobre el futuro. Su intención de cambio es muy elevada y está centrada en encontrar precios bajos y promociones.

Así, para las marcas y cadenas es fundamental conocer no solo cuál es el peso de cada uno de los tipos de compradores postpandemia entre sus clientes, sino también qué cambios en su compra planean realizar, para definir su estrategia y conseguir un mejor posicionamiento frente a la competencia.