Formulario de búsqueda

La Junta Directiva de la Academia de la Publicidad pide a Fernando Herrero que convoque una Asamblea General Extraordinaria


  • Lo hace a través de una carta en la que aboga por solucionar la disensión por los cauces estatutarios
  • La junta rechaza las críticas de Herrero a su encuesta y  lamenta la intención de este de seguir alimentando la polémica

El episodio de disensión pública que se vive en torno a la situación y gestión de la Academia de la Publicidad cuenta hoy con una nueva entrega: se trata de una carta dirigida por la Junta Directiva de la entidad a Fernando Herrero, expresidente de la Academia y miembro de honor de la misma, que ayer hizo pública una carta abierta en la que emitía severas críticas hacia la junta y le auguraba una legislatura difícil por la existencia de un grupo de oposición. Al tiempo, Herrero pedía un “diálogo positivo”. 

La Junta sugiere a Fernando Herrero y al grupo al que representa que el debate se haga por cauces estatutarios

En la carta de hoy, la Junta le “ruega encarecidamente” a Herrero y al grupo de socios al que representa que promueva la convocatoria de una Asamblea General Extraordinaria de modo que así puedan debatirse, por cauce estatutario, los cambios que proponen y las propuestas que hacen él mismo y el grupo de socios al que representa.

Las misivas de uno y otro lado vienen precedidas, primero, de un manifiesto firmado por 17 socios de la Academia, entre ellos el propio Herrero, en el que se pedía la refundación de la entidad a la vista de una situación que consideran crítica y de las irregularidades del proceso electoral en el que había sido votada la actual junta directiva; y, después, por la publicación de los resultados de una encuesta entre socios que ha realizado la actual junta, y en la que estos se expresaban, en términos generales  de acuerdo con la gestión y situación de la Academia.

La Junta ha decidido los contenidos de la carta a Herrero en una reunión celebrada ayer y que fue la primera desde su elección el pasado 6 de julio. El órgano directivo explica su ruego a Herrero de que convoque Asamblea General Extraordinaria alegando que “el diálogo que reclama debe hacerse frente a los socios por el cauce establecido y no generando artificialmente un clima de crispación inexistente”.

Crítica y defensa de la encuesta

La carta de Herrero contenía una dura crítica a la encuesta realizada por la junta, de la que decía que no estaba claro cuántos socios habían participado, la acusaba de ser un instrumento autodefensivo y plebiscitario y sugería que había sido contestada por personas afines a la actual junta directiva.

La Junta niega la acusación de Herrero de que su encuesta tuviera "carácter plebiscitario"

La Junta señala en su carta respecto a este asunto que “la encuesta no se ha realizado como menciona con “carácter plebiscitario”, ni como dice también “para autosatisfacción de la actual Junta”; todo lo contrario, ha servido para que de manera confidencial cualquier socio pudiera aportar sus apreciaciones, muchas de ellas muy acertadas y valiosas”.

“También es complicado”, añade el texto, “que sea para la autosatisfacción de la actual junta cuando en ella se sometían a escrutinio actividades emprendidas por la Junta anterior. Es un desprecio a los socios que han participado y a la Junta que por primera vez les consulta antes de ponerse a trabajar, el decir en su carta que la encuesta ha sido “parcial, incompleta, tendenciosa, vacía de contenido y con ánimo de blanqueo”.

La junta le manifiesta a Herrero su convencimiento de que “han quedado sobradamente demostrados nuestros esfuerzos para a sumar voluntades a favor de la Academia, y cuando no ha sido posible, hemos sido insistentes al proponer que las diferencias se diriman por las vías que establecen los estatutos de la Academia" y le recuerda que participó personalmente de la elaboración de los Estatutos que el manifiesto por él firmado junto con otros califica de “disparate”

“Asimismo”, dice también la carta, “entendemos que es conocedor del Reglamento de Distinciones, anexo a los Estatutos y aprobado conjuntamente en la misma Asamblea, y por el que ha sido recientemente propuesto para ser nombrado Académico de Honor, por el jurado presidido por D. Francisco José González, también ahora firmante del manifiesto”.

Alimentar la polémica
La carta crítica asimismo con dureza la acusación que Herrero hace en la suya de que los miembros de la junta tienen interés en “aferrarse a sus cargos”  y lamenta que, como puede inferirse de las palabras de Herrero, este tenga intención de seguir manteniendo la controversia.

"Entendemos que su grupo está dispuesto a conseguir que la Junta no pueda cumplir con la tranquilidad necesaria los compromisos adquiridos"

Ya nos anticipa en su carta”, señala la Junta, “su intención de continuar alimentando esta polémica dentro de los socios, augurando que “Ahora son treinta y cinco los firmantes, pero serán más, muchos más” y anticipando muchos problemas y una difícil situación para que los miembros de la nueva Junta elegida puedan llevar a cabo su cometido, al decir que “no hace falta ser adivino para predecir que la que empieza ahora será una legislatura difícil y llena de problemas...”".

"Entendemos", sigue la carta, "que su grupo está dispuesto a conseguir que la Junta no pueda cumplir con la tranquilidad necesaria los compromisos adquiridos por el Presidente ante la Asamblea, incluido el de estudiar cualquier propuesta de modificaciones de los Estatutos y Reglamento de Distinciones, por más que se empeñen en dar la impresión de que no estamos dispuestos a ello”.