Formulario de búsqueda

De hotel a coworking: la industria hotelera se adapta a los tiempos del teletrabajo

Compartir en:

De hotel a coworking: la industria hotelera se adapta a los tiempos del teletrabajo

  • El Hotel Wythe, en Brooklyn, ofrece habitaciones convertidas en oficinas a partir de 200 dólares al día
  • Las compañías buscan diferentes tipos de espacios que permitan a sus empleados trabajar desde cualquier lugar

La industria hotelera no atraviesa precisamente su mejor momento. Las restricciones de movilidad y el miedo a posibles contagios por coronavirus ha reducido la demanda de alojamientos turísticos entre los consumidores, lo que obliga a muchas compañías del sector a reinventarse y ofrecer nuevas experiencias.

El Hotel Wythe, en Williamsburg, Brooklyn, es un buen ejemplo de ello. Se trata de un hotel boutique de 70 habitaciones en uno de los barrios más populares de Nueva York que, ante la escasa demanda provocada por la pandemia ha convertido algunas de sus estancias en oficinas privadas. Tras poner las habitaciones al servicio del personal sanitario de la ciudad durante la cuarentena, el propietario del hotel, Peter Lawrence, y su equipo han continuado pensando cómo dar salida a su oferta y ser útiles al mismo tiempo.

Las oficinas incluyen el servicio de habitaciones y admiten perros

En este sentido, un piso del hotel ofrece ahora 13 oficinas. Con las camas retiradas y los muebles reconfigurados, las habitaciones convertidas en estilo loft pueden servir como oficinas para hasta cuatro personas, a partir de 200 dólares al día. Cuentan con amplios ventanales y una terraza privada, incluye el servicio de habitaciones y admite perros. No se trata únicamente de crear un espacio alternativo para aquellos profesionales en modalidad de teletrabajo, sino de brindar un poco de hospitalidad y las elegantes comodidades de un hotel boutique.

Sin embargo, el Hotel Wythe no es el único que ha optado por adaptar su establecimiento a los tiempos del coronavirus, ya que muchos han comenzado a transformar sus habitaciones vacías en espacios de oficina. Además, la startup Globe, con un modelo de negocio similar al de Airbnb, permite reservar tiempo en una casa vacía cercana que puede servir como espacio de oficina temporal o refugio de compañeros de habitación o familiares. Ya sea bien porque se busque un espacio privado para realizar un trabajo o simplemente para alejarse de sus seres queridos, el descenso del número de huéspedes que pasan la noche en los hoteles puede dar lugar a un cambio en el uso alternativo de dichas estancias durante el día.

...

Oficinas, la nueva tendencia en la industria hotelera

Para llevar a cabo esta transición, el Hotel Wythe se puso en contacto con Industrious, un proveedor especializado en la creación de oficinas temporales con ubicaciones en más de 50 ciudades de Estados Unidos. La compañía asegura que hay una tendencia de demanda en los vecindarios de uso mixto frente a los totalmente residenciales, ya que mucha gente desea poder llegar al trabajo caminando sin necesidad de largos desplazamientos en transporte público.

Y es que, aunque pueda parecer una adaptación puntual provocada por el coronavirus, lo cierto es que las compañías buscan cada vez más diferentes tipos de espacios que permitan a sus empleados trabajar desde cualquier lugar. Así, los espacios que pueden ofrecer un uso más variable, en lugar de tener que ser un espacio dedicado para una empresa específica, serán fundamentales en un cambio en la industria que se manifiesta duradero.

De esta forma, los hoteles podrían comenzar a hacer de las salas de oficinas privadas una oferta más estándar, ya que para un viajero de negocios, un espacio privado de trabajo puede resultar más atractivo que una piscina o una terraza. La conversión del Hotel Wythe es una pista de lo que podría ser el futuro de la industria, con preoveedores hoteleros y proveedores de oficinas cada vez más entrelazados.

Asimismo, y más allá de los hoteles, otros espacios menos convencionales también se están abriendo al mundo de las oficinas. Una empresa como Industrious ha comenzado a ofrecer espacios en centros comerciales, como el situado en Scottsdale, con sorprendente éxito.