Formulario de búsqueda

Google cede y suspende su polémico programa de reconocimiento facial

Compartir en:

Google cede y suspende su polémico programa de reconocimiento facial

  • Reacciona después de que se filtrase que se estaba pagando a personas sin techo para la muestra
  • Todo apunta a que se pretendía mejorar la diversidad de caras analizadas para el lanzamiento del smartphone Pixel4

Google se ha visto forzado a suspender su programa de reconocimiento facial. Es la reacción de la compañía tras filtrarse que la subcontrata Randstad había recabado imágenes tridimensionales de las caras de personas sin techo y estudiantes. A cambio, de que les cediesen su imagen, la agencia de trabajo temporal les recompensaba con una tarjeta regalo valorada en 5 dólares.

La fiscal municipal de Atlanta se quejó por carta a Google

Estas personas eran en su mayoría afroamericanos, ya que los sistemas de reconocimiento facial han sido acusados en múltiples ocasiones de ser poco diversos racialmente. Según medios locales, los trabajadores de Randstad habían recibido órdenes de "no ser claros" en su comunicación con la gente a quien fotografiaban sobre los fines para los que se usaría su imagen. Estas informaciones llevaron a la fiscal municipal de Atlanta, Nina Hickson, a quejarse a Google. En una carta, aseguraba que "la posibilidad de que miembros de la población más vulnerable estén siendo explotados para el progreso de los intereses comerciales de su compañía es muy alarmante".

Finalmente Google ha cedido a la presión y ha suspendido su polémico programa para mejorar su técnica de reconocimiento facial. El objetivo era incrementar la diversidad de caras analizadas para el próximo lanzamiento de su nuevo modelo de teléfono inteligente Pixel 4.