Formulario de búsqueda

Facebook defiende su acción contra el discurso del odio

Compartir en:

Facebook defiende su acción contra el discurso del odio

  • La compañía intervino sobre 10 millones de publicaciones en el primer trimestre de 2020
  • Pero Facebook registra 10 veces más contenido intolerante que Instagram

Facebook actuó sobre 10 millones de contenidos relacionados con el odio en el primer trimestre de 2020, según las últimas cifras que recoge su 'Informe de Transparencia'. Esto es más del doble que la cantidad registrada en el mismo trimestre del año pasado.

La publicación llega en un momento en el que la compañía de Mark Zuckerberg está siendo objetivo de un boicot por parte de los anunciantes que han retirado sus inversiones de la red social en Estados Unidos por la poca o nula acción de la plataforma por acallar los discursos de odio.

La compañía está eliminando el contenido o cubriéndolo con una pantalla de advertencia

Facebook, por su parte, explica que estas acciones llevadas a cabo contra el discurso del odio pueden significar la eliminación del contenido o cubrir el mismo con una pantalla de advertencia, lo cual permitiría que el post se quede en la plataforma. “Imaginemos que, estrictamente, no puede considerarse que cierto contenido incluya lenguaje que incita al odio. Incluso en este caso, podríamos eliminarlo por infringir nuestras políticas relativas al bullying”, defienden desde la compañía. “Sabemos que las palabras adoptan diferentes significados o repercuten de un modo distinto según la comunidad, el idioma o el origen local. Por eso nos esforzamos para tener en cuenta estos matices y, al mismo tiempo, aplicamos nuestras políticas a las personas y su expresión de manera coherente y justa”.

La mayoría de acciones por controlar este tipo de publicaciones se están realizando en la propia plataforma de Facebook, que es donde la compañía detecta más intolerancia. Así, en los primeros meses de 2020 la empresa ha intervenido en 9,6 millones de casos, frente a solo 800.000 en Instagram, la otra red social de la compañía; aunque también es cierto que esta segunda tiene menos usuarios que Facebook.

 

Más de la mitad (56%) del contenido de odio que se detectó en Instagram en el primer trimestre de 2020 fue marcado por los propios usuarios, lo que significa que la acción humana juega un papel fundamental en esta lucha. Aunque desde WARC estiman que el total seguramente sea mucho más elevado, ya que en muchos casos las publicaciones no llegan a ser denunciadas por nadie.

Aún así, la proporción es muy superior a la cantidad de publicaciones que son denunciadas por los usuarios de Facebook. A finales de 2017, el 76% del contenido nocivo detectado en la red social provenía de la señalización de los miembros, mientras que en el primer trimeste de 2020 la cifra solo ha llegado hasta el 11%, probablemente por el incremento de la propia acción de la compañía.

 

Según la consultora estadounidense, la empresa de Zuckerberg representa casi una cuarta parte de la publicidad online y se espera que este año gane 77.600 millones de dólares, teniendo en cuenta el brote de coronavirus.

No obstante, y dada la dependencia de Facebook hacia los anuncios de pequeñas empresas, aún queda por ver hasta qué punto el boicot de las marcas daña los ingresos totales de la compañía.

Si bien Facebook se ha esforzado por crear un entorno más seguro para las marcas, también está tratando de trasladar parte de la responsabilidad a los propios anunciantes, pidiéndoles que definan bien sus "tolerancias".

El movimiento Black Lives Matter y la cercanía de la campaña presidencial en Estados Unidos está teniendo un impacto trascendental para las marcas del país americano. Muchas han cambiado su identidad o la imagen de algunos de sus productos para ajustarse a las demandas sociales y ahora necesitan ver que Facebook realmente es un lugar seguro en el que publicitarse.