Formulario de búsqueda

Las marcas se comprometen a adaptar su identidad a raíz del movimiento Black Lives Matter

  • PepsiCo eliminará la imagen de una esclava afroamericana de su marca de sirope Aunt Jemima
  • El compromiso social también se extiende a otras comunidades como los latinos y los nativos americanos

La muerte de George Floyd ha reactivado el movimiento Black Lives Matter, vivo y latente durante décadas en Estados Unidos y gran parte del mundo. La polémica y consecuente movilización ha sido tan grande que la crisis del coronavirus parece haber perdido protagonismo después de meses copando las cabeceras de los medios de comunicación y reinando en los espacios virtuales de debate social.

Las marcas saben que deben adaptar su imagen a los nuevos tiempos

Ante esta oleada de apoyo social durante las reivindicaciones en favor de la igualdad racial, muchas empresas estadounidenses han considerado necesario cambiar algunas de sus marcas y adaptarlas a los nuevos tiempos.

PepsiCo ha anunciado que retirará la imagen comercial de su marca de sirope Aunt Jemima (Tía Jemima) que hace referencia a la esclava afroamericana Nancy Green, quien posó para un fabricante de harinas en Chicago en 1893 y, desde entonces, ha sido la cara visible de la marca.

En 1989, cuando la marca formaba parte de Quacker Foods, la compañía modificó la imagen original quitando una pañoleta de trabajo que cubría el pelo de la mujer y añadiendo unos pendientes a sus orejas.

_alt_

Sin embargo, ahora PepsiCo considera necesario eliminar definitivamente la imagen de Nancy Green, que sigue evocando una etapa marcada por la segregación racial. Ramón Laguarta, Consejero Delegado de la multinacional, aseguró a la revista Fortune que “la travesía hacia la igualdad racial ha sido siempre parte del ADN de la compañía”.

Mars Inc. también defiende el mismo objetivo con su marca de arroz Uncle Ben´s rice. De momento, la compañía está ideando de qué forma modernizar la imagen del producto y alinearse con el movimiento social de igualdad. Aunque de momento la compañía no ha anunciado qué cambios realizará ni cuándo los llevará a cabo.

_alt_

También el grupo Conagra Brands ha anunciado que cambiará la imagen de la marca de sirope Mrs. Butterworth´s. “Entendemos que nuestras acciones ayudan a desempeñar un papel importante en la eliminación del sesgo racial y, como resultado, hemos comenzado una revisión completa de la marca y el envase de la Sra. Butterworth’s”, ha explicado la empresa en un comunicado.

Pese a que desde Conagra defienden que “la marca de la Sra. Butterworth, incluido su envase, tiene la intención de evocar las imágenes de una abuela cariñosa”, entienden que no son referencias adecuadas: “Nos solidarizamos con las comunidades de negros y ‘browns’ (latinos y mestizos) y vemos que nuestra imagen puede ser interpretada de una manera totalmente contradictoria con nuestros valores”.

"Seremos parte de la solución"

La empresa de alimentación también ha señalado la importancia del papel que desempeñan las marcas y empresas en la mejora de la sociedad: “Seremos parte de la solución. Trabajemos juntos para progresar hacia el cambio”.

Este problema se extiende a muchas marchas históricas del sur de los Estados Unidos, donde la segregación racial sigue siendo un problema a día de hoy. Pero también se extiende a muchas otras que utilizan la imagen de los nativos americanos como símbolo de sus productos.

En abril de este año, antes de la muerte de George Floyd, la empresa de alimentación y productos lácteos Land O’Lakes anunció que suprimía la imagen de una mujer indígena que aparecía de rodillas delante de su logotipo. Esta mujer, que se conocía como Mia, estaba a punto de cumplir cien años. Y es que nunca es tarde para cambiar, sobre todo si es para mejor.

_alt_

Cruzando fronteras

La repercusión social del movimiento ha traspasado las fronteras del continente americano y se ha instalado en el debate social de otros países, generando un efecto dominó sobre las marcas.

En Asia, la marca de dentífricos Colgate anunció que revisaría el nombre y la imagen del producto 'Darli', que se comercializa en países como China, Filipinas o Tailandia. El producto, que hasta 1989 se llamaba “Darkie” (oscurito), muestra en su envase un hombre negro con sombrero y smoking, factores que han generado cierta polémica en torno al mismo. Desde la compañía han explicado que ya están trabajando con un asesor externo en la revisión y evaluación de la imagen de marca, incluyendo el propio nombre.

_alt_

Otro gigante como Nestlé ha anunciado que retirará del mercado la marca ‘Beso de Negra’, nombre que recibe un bombón de chocolate que comercializa la multinacional en Colombia. Además, se está planteando dar una vuelta a la identidad de un helado de chocolate que en algunos mercados lleva el nombre de ‘EskimoPie’ (tarta de esquimal).

_alt_

También en Colombia, país con una gran diversidad racial, la empresa Clorox dejará de usar a una mujer afroamericana, vestida de trabajadora doméstica, como imagen de su producto de limpieza ‘Límpido’.