Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Vodafone ONE acaba en ERE
Compartir en:

Vodafone ONE acaba en ERE

Reason Why Reason Why logo
Vodafone-ERE

Tras la fusión con ONO, ahora Vodafone necesita hacer cuentas. Dado el impulso que ha generado Vodafone One al ser la primera oferta convergente del mercado que rivaliza directamente con Movistar Fusión, la compañía tiene que encontrar ahora el equilibrio económico.

Por ello, y para reducir los costes tras su fusión con ONO hace ya justo un año, la operadora de telefonía móvil estaría ultimando un ERE de 1.200 empleados que afectaría al 20% de la plantilla del nuevo grupo.

Vodafone ya ha concretado cuánta gente es prescindible para poder rentabilizar los 7.200 millones de euros fruto de esa adquisición realizada por la multinacional británica.

Según apunta El Confidencial, en junio estaría prevista la presentación pública del ERE para consensuarlo con las diferentes organizaciones sindicales. El objetivo pasa por dejar tramitada esta regulación de empleo en septiembre. El proceso, aunque comenzaría a la vuelta del verano, podría extenderse hasta casi dos años.

Y es que la gestora de Vodafone One espera obtener unos beneficios de 240 millones al año a través de una política de ahorro de costes prevista hasta 2018. Esta reducción de costes se basaría principalmente en una reducción de la plantilla y en la posible venta de algunos de los edificios pertenecientes a ONO.

ERES en Vodafone y ONO

Existirá en este proceso un periodo voluntario para aquellos trabajadores que estén dispuestos a salir por iniciativa propia. Cabe recordar que en 2013 Vodafone, en la misma situación, propuso un programa de bajas voluntarias con una indemnización de 45 días por año trabajado hasta la entrada en vigor de la Reforma Laboral y 33 días desde dicha fecha con un límite de 24 meses.

Ahora, la compañía estaría buscando hacer lo mismo. Ofrecerá la posibilidad a los trabajadores de darse de baja voluntariamente de la organización para evitar las salidas forzadas.

Se estima que de entre los 1.200 despidos, 700 corresponderían a ONO mientras que 500 se producirían en Vodafone.

La respuesta de UGT

Sin embargo, lejos de un pacto consensuado que ambas entidades buscan con las diferentes organizaciones sindicales, UGT ha asegurado que no firmará ningún ERE en Vodafone.

En un comunicado, el grupo sindical ha considerado que cualquier ajuste en esta dirección sería abusivo e injustificado. Por ello sostiene que se opondrán a la medida "con todas las herramientas legales a nuestro alcance".

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.