Actualidad e Investigación sobre Marketing y Economía Digital
Huawei se adueña de La Luz de París
Compartir en:

Huawei se adueña de La Luz de París

  • El lanzamiento de sus nuevos dispositivos, P20 y P20 Pro, ha sido una acción de relaciones públicas de libro
  • Desde la elección del lugar hasta los asistentes: nada se ha dejado a la improvisación
28/03/2018 - 12:27
Huawei-París

Huawei no presentó ayer su nueva familia de smarpthones. Lo que hizo fue una demostración de fuerza enseñando quién es y hacia dónde se dirige en el mundo de la telefonía. O de la fotografía. Porque con los nuevos P20 y P20 Pro ya no hablamos de teléfonos con excelentes cámaras de fotos. Son cámaras de fotos que, además, reciben llamadas y mensajes.

#SeeMooore in París

El primer detalle que indicaba el derroche de energía que Huawei quería plasmar fue la localización elegida: París. Porque no es sólo la ciudad del amor, sino también la Ciudad de la Luz. No es casualidad que este lanzamiento a nivel mundial tuviera lugar en la capital francesa. Porque esos eran los puntos de referencia de la nueva familia de teléfonos: luz y color. “More art, more light”. La localización exacta fue el Grand Palais des Champs-Élysées: un edificio cuyo techo de cristal dejaba ver un grisáceo cielo parisino que no coincidía, del todo, con el mensaje de color. Pero si con el de luz. Mucha luz.

El segundo aspecto que denota esta nueva dirección fue el tamaño del evento. Porque desde la empresa china debieron pensar que the bigger, the better. “Llenemos el Grand Palais de París. Y si para ello tenemos que llevar a todos los medios europeos, lo hacemos”. Y así lo hicieron: medios tecnológicos, generalistas, económicos, o de marketing. Españoles, italianos, franceses o polacos. Y chinos, claro.

Sin olvidarnos de los influencers. La entrada del Grand Palais a las dos de la tarde bien podría haber sido la entrada de la Paris Fashion Week. Aunque su presencia no fue mayoritaria, sí destacable. Tanto como su emoción detrás de cada nueva característica fotográfica lanzada por Huawei: 40MP, super slow motion, moonlight selfie stick... La calidad de las fotos de Instagram va subiendo de nivel. Keep up.

Los protagonistas en París

La fotografía acaparó una buena parte de la presentación, con unos quince minutos dedicados a las capacidades técnicas de los nuevos modelos y más de media hora explicando todos y cada uno de los detalles de cada cámara, especialmente en el P20 Pro. Un detalle simple pero contundente a la hora de enviar un mensaje claro sobre las fortalezas de estos modelos.

La apuesta de Huawei por la fotografía es más fuerte que nunca

¿Y quién se encargó de comunicar (o confirmar, porque los acertados rumores no han dejado de producirse en las últimas semanas)  los nuevos buques insignia de la marca china? Richard Yu, CEO de Huawei Consumer Business Group. No cabe ninguna duda de la importancia del directivo en la estructura jerárquica de la empresa. Pero, ¿debe por ello ser el encargado de presentar los nuevos productos de la misma? Ahí es cuando llegan las dudas.

Si Huawei quiere competir con los más grandes, necesita un representante que esté a la altura. O un presentador al menos. Alguien que sepa no solo vender el producto, sino meterse al público en el bolsillo.

Richard Yu estuvo correcto. En su papel. Pero, al menos de cara al público, no es un líder carismático que sepa convencer, y sobre todo emocionar, sobre su producto. Un paso necesario si Huawei quiere convertirse en una love brand.

Entre los comentarios que se sucedían ayer al final de la presentación, uno de ellos lo resumía a la perfección. “Si Apple hubiera lanzado este teléfono, con estas especificaciones técnicas, estaría agotado al día siguiente”. Huawei sabe cómo hacer teléfonos. Ahora tiene que encontrar su estrategia para montar un buen espectáculo a la hora de lanzarlos.  

Y el mundo de la moda recuperaba el protagonismo de la presentación con la subida al escenario de Mel Bles, fotógrafa de moda que ha trabajado con Fendi, Gucci, GAP o Canada Goose, entre otros.

Quien también estuvo en París apoyando a Huawei fue el equipo de Google con la presencia de Sebastien Missoffe, Vice Presidente de Google en Francia. El equipo subió al escenario para contar todas las novedades sobre el nuevo sistema operativo Android 8.1, la integración de Google Assistant en los teléfonos y el funcionamiento de Android Messages. Pero también para enviar un mensaje de apoyo a Huawei como uno de sus socios más fuertes y cercanos.

Huawei: Quién es, y quién no es

Huawei quiso demostrar quién es, y sobre todo, quién no es. Lo hicieron a través de alusiones continuas a sus dos principales competidores: Samsung y Apple. Haciendo hincapié en las ventajas y mejoras respecto a los dos modelos estrella de estas compañías: S9+ de Samsung y el iPhone X de Apple. Que si un notch más pequeño para mejorar la aparición de notificaciones, un 25% más de batería que el iPhone, o un diseño más ligero y aerodinámico. Y culminó con la desaparición de Apple de la pantalla cuando quisieron comparar el rendimiento de ambas cámaras tomando fotos de noche. “¿Dónde está Apple? ¡No está! Lo intentamos, pero no se veía nada”, decía Richard Yu.

Huawei se dirige al sector más alto de consumidores con su modelo Porsche

Al mismo tiempo que destacaba los aspectos más técnicos en relación a sus competidores, ofrecía datos sobre el presente y el futuro de la empresa. Huawei es la sexta empresa a nivel global por inversión en R&D con más de 10.000 millones invertidos. Su campus respeta el medio ambiente con la instalación de paneles solares y el uso de energías limpias. Y su visión de la fotografía del futuro es una mezcla entre la calidad profesional y el uso de la inteligencia artificial.

Y también son lujo. Porque si el precio y las características del iPhone X lo convertían en un modelo de alta gama, Huawei se sitúa tres escaños por encima con su modelo desarrollado junto a Porsche. “Unlock the Future of Tech. The exceptional”. Y tan excepcional, con unos precios que se sitúan entre 1.695€ para el modelo más básico y hasta 2.095€ para el más alto (con 512GB de memoria, eso sí).

¿Y quién no es Huawei? En esta ocasión la compañía quiso renegar sutilmente de su origen: China. En las últimas semanas conocíamos que Best Buy cortaba su relación con el fabricante chino, un movimiento similar al que han hecho compañías como AT&T o Verizon, que también se han distanciado de la marca. ¿El motivo? Las preocupaciones por parte del gobierno estadounidense sobre su cercanía con el gobierno chino. 

El equipo de Google estuvo en la presentación para mostrar su apoyo al fabricante chino

Aunque la cuota de mercado de Huawei en Estados Unidos es relativamente pequeña (está dominado por el iPhone), este tipo de noticias no dejan de hacer daño a la marca. Sobre todo desde el punto de vista institucional y de empresa.

Pero no sabemos cuál será la respuesta del gigante chino, o en cuánto se sitúan las pérdidas económicas que se derivan de esta ruptura. Simplemente porque Huawei no quiere hablar del tema. No se aceptan preguntas. Ya veremos si el silencio resulta ser una buena estrategia de comunicación para la compañía.

El renacimiento de la fotografía

Bajo esta línea celebraba Huawei su segundo evento del día. Una fiesta en el Museo de Artes Decorativas que reforzaba, una vez más, la idea de Huawei + París +  luz + arte + color. ¿Cómo? Decorando las estatuas con sables de colores al más puro estilo Star Wars. Por ejemplo:

Y la cámara volvió a ser la protagonista de la noche, porque Huawei quería demostrar (y enseñar) cómo funcionan sus nuevos dispositivos. Para eso contó con multitud de representantes de la marca alrededor la sala, personal que iba guiando y enseñando a los invitados todas las capacidades del nuevo P20 Pro: desde la cámara lenta hasta el zoom 5x. Y, como si de un juego se tratase, íbamos conociendo detalles a través de estas herramientas. Por ejemplo, los talentos emergentes de Reino Unido y Francia que pusieron música a la noche. “Creemos en dar poder a todo el mundo para que puedan alcanzar todo su potencial”.

Ningún detalle se quedó fuera de la planificación. Incluyendo el vestido de una chica que no dejó de columpiarse toda la noche. Permitiendo apreciar, a cámara lenta, el contraste entre el fondo verde y el rojo de su vestido (color del logotipo de Huawei).

También Richard Yu estuvo presente en la fiesta nocturna. O al menos apareció en lo más alto de la balconada (al más puro estilo Familia Real) para agradecer con un discurso la presencia de todos los medios de comunicación durante ese día. “Go and lead”.

Y, como en el mejor de los cumpleaños y celebraciones, no hay fiesta que se precie sin tobogán

Huawei quería dar un golpe sobre la mesa con este lanzamiento. Y lo hace apostando, muy fuerte, por la fotografía. Ahora sólo queda ver si lo conseguirá también entre los consumidores.

Síguenos en tiempo real vía Feedly: clic aquí

Recuerda que esto no es Google, lo has leído en Reason Why

follow us in feedly
Comentarios
Añadir nuevo comentario
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.