Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Crecer en España significa hablar de trabas
Compartir en:

Crecer en España significa hablar de trabas

Reason Why Reason Why logo
trabas-crecimiento

¿Cuáles son los retos que están surgiendo en materia de competitividad para las empresas españolas? Bajo este pretexto y en el marco del evento organizado por ESIC, “Hoy es Marketing”, Alicia Coronil, Directora de Economía del Círculo de Empresarios, no ha dudado en afirmar que, uno de los principales retos a los que se enfrenta el país reside en las trabas fiscales, laborales y burocráticas que impiden a la mayoría de las empresas crecer.

“Crecer en España significa trabas”. Un hándicap que hace inviable, o al menos difícil, que las empresas puedan acercarse a nuevos mercados emergentes que les permitan obtener mayores beneficios que en la actualidad.

Puesto que el mundo está cambiando y en los próximos años se estima que dos tercios de la clase media en el mundo se encontrará en lugares como China e India, resulta vital poder fomentar el crecimiento de las empresas para generar visibilidad nacional e internacional.

Pero para poder aspirar a estos planes de futuro es clave, dice Coronil,que las administraciones y organismos públicos cambien el marco regulatorio. Hoy en día, España no cuenta con un sistema atractivo respecto a otros países al existir grandes “barreras al crecimiento”.

La directora, no obstante, ha querido resaltar que España posee grandes fortalezas que le han permitido consolidarse como un país moderno y desarrollado, estando entre los principales receptores de inversión extranjera directa. Precisamente por esta situación las compañías deben afrontar desafíos como la aparición de nuevos protagonistas económicos, una revolución tecnológica y cambios demográficos que han afectado al consumo.Competir en la economía requiere crecer en tamaño para abordar los retos de a innovación e internacionalización”.

Retos para mejorar la competitividad de las empresas

En la actualidad España ocupa el número 27 en materia de innovación, un dato que da muestra de todo el camino que debe recorrer aún para estar a un nivel “aceptable”.  La situación en este ámbito, debe mejorar con urgencia al existir una correlación muy directa entre este concepto y el empleo.

Y es que aunque la innovación y la internacionalización son consideradas como claves para los expertos, para ser más competitivos en el mercado global, existen otros aspectos a tener en cuenta como el talento, la industrialización y el uso de las nuevas tecnologías.

Ignacio Bayón, presidente de Realia, ha declarado en Hoy es Marketing quepara alcanzar una competitividad razonable, al menos, hay que tener en su justo punto los costes, la maquinaria de ventas y la calidad de productos.  Una cuestión previa, para poder alcanzar un nivel de excelencia en estas tres cosas, reside en la educación y formación técnica de primera y una mayor participación del sector industrial en el PIB.

Ante el grave hecho, dice, de que España haya mejorado en la cantidad de la educación pero no en su calidad, se contempla como crítico para la buena marcha del tejido empresarial crear un proyecto común de calidad, de larga proyección y de uniformidad que redunda en la competitividad española. Es inviable conseguir esto con un sistema educativo que cambie “en función de los colores”.

Para Eduardo Montes, Presidente de Unesa, ante el dato de que nuestro país ocupa el puesto número 35 en competitividad, no ha dudado en afirmar que la productividad y competitividad son las dos palancas sobre las que se asienta cualquier recuperación económicapara destacar su importancia.

Nuevamente el talento y el liderazgo son un pilar imprescindible para poder hablar de recuperación económica. Paloma Beamonte, presidenta de Xerox España, ha recalcado que se debe apostar por el talento externo, hacer más flexibles nuestras políticas de contratación para facilitar el acceso a ese nuevo talento e invertir en formaciónque se ajuste a nuestros requerimientos y necesidades.

La verdadera estrategia, para llegar al punto que necesitamos, dice Fernando Valdés, CEO de Campofrío Food Group, pasa por actuar en todas las líneas de la cuenta de resultados y en todas las funciones de una compañías, desde Marketing y Ventas hasta la gestión de Recursos Humanos”.

Pero pese a que los datos nos sitúan de manera deficitaria en temas de innovación y competitividad, lo que sí que es cierto, o al menos ha querido destacar Ignacio Izquierdo, CEO de Aviva, es que la economía española lidera la senda de crecimiento en Europa… España compite como no lo hacía desde hace tiempo, de forma muy satisfactoria en muy diversos sectores. Así lo demuestra el crecimiento de las exportaciones.

Y es que en un mundo cada vez más globalizado, el crecimiento del entorno empresarial no sólo “dependerá de nuestras habilidades, sino de cómo se midan estas respecto a nuestra competencia. Los consumidores, ha declarado Antonio Urcelay, CEO de Toys "R" Us, cuentan cada vez con más capacidad de elección tanto el mercado doméstico como en el de exportación”.

Las reglas del mercado están cambiando a un ritmo vertiginoso. “Ya no sólo competimos contra los que están establecidos en el mercado sino contra aquellos que están presentes, a través de sus productos y servicios, en internet”. La competencia ahora es global. Para asegurar la supervivencia y el crecimiento, hay que apostar por la innovación y la internacionalización. Sólo así podremos hablar de futuro.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.