Actualidad e Investigación sobre Marketing y Economía Digital
Cómo hacer un CV en 2018
Compartir en:

Cómo hacer un CV en 2018

  • El curriculum debe tener un formato adecuado y contener la información más relevante
  • La estructura del documento depende del perfil y el puesto de trabajo al que se opte
04/06/2018 - 10:54
Redacción
CV-2018

El currículum es nuestra carta de presentación ante cualquier empresa, será la primera impresión que la compañía que ofrece un puesto de trabajo tenga de nosotros. Por ese motivo es muy importante crear un currículum que nos represente, que tenga un formato adecuado y que contenga la información más relevante.

Nuestro currículum es nuestra carta de presentación

El formato y los puntos más importantes que debe contener un CV cambian con el tiempo, adaptándose a las nuevas necesidades de las empresas y a la situación económica. Para tener mayores posibilidades de éxito aquí van unos consejos sobre cómo hacer un CV adaptado a 2018.

El diseño

El contenido tiene que hablar bien de ti. Pero la primera impresión, esto es, el diseño, también es muy importante. Escoge un formato que te represente: la forma, los colores, el modo de organizar el contenido. Todo puede ser maleable dentro de unos parámetros. Debemos hacer el CV atractivo, llamar la atención, pero sin caer en los excesos.

La sencillez y la claridad tienen que reinar en un buen currículum. Aún así, podemos jugar con ciertos elementos para focalizar los puntos más fuertes de nuestro perfil y dejar como secundarios los puntos flacos.

La claridad

Una vez obtenida esa primera impresión a través del diseño, otro de los puntos clave a la hora de crear nuestro currículum es la claridad. Nuestro documento de presentación tiene que ser legible, fácil de leer, tanto desde el punto de vista gráfico como desde el punto de vista gramatical.

La sencillez y la claridad tienen que reinar en un buen currículum

No son necesarias grandes oraciones subordinadas, lo que buscará la persona encargada de la selección de personal es la facilidad, conocerte con el menor esfuerzo posible.

La estructura

Este es uno de los quebraderos de cabeza más habituales. ¿Qué colocar primero? La respuesta dependerá de tu propio perfil y del puesto de trabajo al que quieras optar. Hay varios formatos y multitud de plantillas que se ajustan al nivel de estudios y a la experiencia del trabajador. De este modo tenemos el modelo cronológico, el modelo funcional y el modelo combinado.

El modelo cronológico se organiza siguiendo una línea temporal. Es el más adecuado si has trabajado previamente en el sector en el que buscas empleo, ya que se verá mejor reflejada tu experiencia laboral en ese ámbito determinado.

La persona encargada de la selección de personal quiere conocerte con el menor esfuerzo posible

En este tipo de currículums es habitual poner primero la fecha más próxima, esto es, el último trabajo que hayas realizado.

El modelo funcional se organiza en función a las habilidades. Este tipo de currículos es más adecuado para profesionales que no tienen mucha experiencia o que han desarrollado su carrera trabajando por cuenta propia.

El modelo combinado es una mezcla del modelo que destaca las habilidades y del modelo cronológico. Las personas que busquen un cambio de sector serán las más indicadas para utilizar este formato ya que, por un lado, podrán destacar sus habilidades y, por otro, ordenar su experiencia de modo temporal.

La síntesis

Un buen currículum tiene que ser breve. Las personas que se dedican a la selección de personal no disponen de mucho tiempo, por lo que debemos facilitarles el trabajo y seleccionar aquello que mejor nos represente. De nada sirve incluir cientos de cursos o habilidades ya que seguramente no lleguen ni a ser leídas.

Síguenos en tiempo real vía Feedly: clic aquí

Recuerda que esto no es Google, lo has leído en Reason Why

follow us in feedly
Comentarios
Añadir nuevo comentario
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.