Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Amazon quiere un trozo de cielo
Compartir en:

Amazon quiere un trozo de cielo

  • El espacio que quiere reservar Amazon se sitúa entre los 60,96 y los 121,92 metros de altura
  • Amazon ha puesto las características que deben presentar los drones para volar en dicho espacio
Reason Why Reason Why logo
tubo-aereo-futurama

El gigante del e-commerce no se conforma con haber conseguido el permiso para que sus drones se encarguen del reparto aéreo de productos. Amazon quiere que, además, tengan un espacio aéreo propio.

Y es que así se podría facilitar la entrega de alta velocidad en 30 minutos, uno de los objetivos de la compañía. 

Una petición no tan alarmante si se tiene en cuenta que se prevé que en los próximos diez años, cientos de miles de drones (no todos de Amazon ni dedicados a la entrega) sobrevuelen las ciudades cada día.

La propuesta de Amazon

El espacio estaría situado entre los 60,96m y los 121,92m

La compañía ya ha decidido que trozo de cielo quiere reservar para los drones. De hecho, en su petición este espacio aéreo debería encontrarse entre los 200 (60,96 metros) y los 400 píes (121,92 metros) de altura.

La franja 100 píes superior a este espacio (a 500 píes o 152,4 metros) podría ser declarada zona de exclusión aérea. De modo que podría actuar como un amortiguador entre los drones y los aviones convencionales.

espacio-aereo-reservado-amazon

"La forma que tenemos para garantizar la seguridad es exigir que aumente el nivel de sostificación del vehículo, a medida que lo haga el nivel de complejidad del espacio aéreo", ha explicado Gur Kimchi, Vicepresidente y Co-fundador de Amazon. "Bajo nuestra propuesta la colaboración es fundamental. Los vehículos deben ser capaces de hablar entre sí y de evitarse los unos a los otros".

Las capacidades que deben tener los drones

Amazon es consciente de que está pidiendo un cambio de paradigma. Y es que conseguir que cientos de pequeños aviones no tripulados vuelen de forma autónoma sin la participación de seres humanos no parece una tarea fácil.

Por ello, la compañía ha especificado las características que estos drones deben tener para viajar en el espacio reservado:

  • Un seguimiento GPS sofisticado que les permita determinar su posición en tiempo real y en relación con el resto de drones.
  • Una conexión a Internet fiable que les permita mantener los datos GPS en tiempo real.
  • La capacidad de planificación de vuelos en línea que les permita predecir y comunicar su trayectoria.
  • Equipos de comunicación que les permitan comunicarse con otros aviones no tripulados para asegurar que no se cruzan sus trayectorias.
  • Equipos de detección basados en sensores que permitan a los drones evitar obstáculos como pájaros, edificios o cables eléctricos.

¿En qué lugar quedan los aficionados?

A los aficionados a los aviones no tripulados también les concierne esta propuesta. Actualmente en EEUU se les permite volar sus aviones dentro de la línea de visión hasta los 121,92 metros (400 píes). Siempre que su dron se mantenga alejado de los aeropuertos y otras áreas que contemplan los límites.

Los aficionados deberían volar sus drones en el espacio reservado o en zonas específicas

Pero Amazon no lo ve del mismo modo. Según su propuesta, los aficionados sólo estarían autorizados a volar en el espacio reservado si presentan las condiciones necesarias para ello.

De lo contrario, tendrían que conformarse con volar sus dispositivos en campos de aviación geográficamente delimitados y en zonas relativamente despobladas que se reservan para este propósito.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.