Formulario de búsqueda


La happy reason why de Comunica+A

Compartir en:

La happy reason why de Comunica+A

  • La creatividad no es sólo un don, sino un recurso al alcance de todo aquel que se preste a dar lo mejor de sí
  • Trabajar no es sólo ganarse el sustento, sino un medio para sacar a la vista nuestras cualidades y ponerlas al servicio de otros

_alt_

 

 

 

 

Elisa Agudo, Chief Happiness Officer de Comunica+A

 

Son muchos los caminos que pueden llevar a una compañía del siglo XXI a desarrollar su talento. En el caso de Comunica+A, las tornas se giraron cuando sus fundadores, Javier y Jaime Antoñanzas, decidieron implementar un nuevo modelo en la agencia que habían creado 20 años atrás. Su visión fue la de empoderar a los profesionales que trabajaban para su agencia y lo llamaron interiormente Proyecto Happiness.

Llegué a Comunica+A con algo más que un currículum alineado a su estrategia

Comenzaron cambiando las estructuras físicas, las que se veían: el espacio de las oficinas, las formas de comunicarse, las herramientas tecnológicas, los horarios... Y, cuando toda su gente se sorprendía con las novedades, le dieron una vuelta más al engranaje, diseñando medidas para la conciliación, para los jóvenes, para las familias, para la internacionalización, para el nuevo mundo digital... Y entonces pensaron que a su obra le faltaba una cara que representase lo que querían inspirar. Y rebuscaron entre los profesionales más variopintos del mercado quién podía culminar lo que habían pensado. Y de entre todas las caras sonrientes que llamaron a su puerta, una lo hizo con algo más que un currículum alineado a su estrategia: una tarjeta de visita inventada y unos cabellos de dos colores, que presagiaban que nada volvería a ser igual en aquellas oficinas.

...

Han pasado seis meses desde mi incorporación a Comunica+A y todavía me pregunto cómo estos visionarios pudieron concederme esa “licencia para ideas revolucionarias”, para (r)evolucionar los pensamientos, para proponer metas impensables en materia de personas, para construir entre todos un modelo de trabajo sostenible, que hiciera progresar a una de las agencias más avanzadas del país.

La creatividad, un recurso al alcance de todos

Jaime Antoñanzas, que ha impulsado esta transformación, se anticipa siempre a lo que podemos conseguir y, si no se lo mostramos, lo extrae de nuestros reductos más insospechados. Pero la creatividad es así, no sólo un don de quienes se dedican a ello profesionalmente, sino un recurso al alcance de todo aquel que se preste a dar lo mejor de sí. Y eso es lo que hacemos todos en Comunica+A: ser auténticos. Y valientes e infinitos. Porque trabajar no es sólo ganarse el sustento, sino un medio para sacar a la vista nuestras cualidades más preciadas y ponerlas al servicio de otros seres que están dándolo todo también para lograr un objetivo común.

Y desde ahí es desde donde les hablo a mis compañeros. Porque confío en ellos. Porque sé que dentro de todos residen las herramientas necesarias para ofrecer a nuestros clientes algo grande, cada vez mayor, cada vez más potente a medida que desplegamos nuestros propios sueños, nuestros propios aprendizajes, nuestros hallazgos y nuestras recompensas. Somos todos uno cuando se trata de crear; somos todos mejores cuando se nos reconoce esa grandeza.

La felicidad también está en la conspiración de un científico de datos con un diseñador 3D

La felicidad empieza en los banquillos de espera, en la casilla de salida de un Camper, en la evolución de un Ejecutivo Junior a un Senior, de un Copywriter a un Director Creativo, en la coordinación de un jefe de estudio con un ayudante de post-producción, en la conspiración de un científico de datos con un diseñador 3D y un arquitecto, en la programación de una landing page que da soporte a toda una división de negocio y la difunde por todas las redes, en la resolución de un balance que finalmente cuadra, o en la actualización de un programa que nos ayuda a todos a chatear. Después se comparte en un escenario circular. Sigue con las aportaciones individuales de quienes comunican, compran, vigilan, mantienen y limpian. Y culmina con los desvelos de quienes dirigen, lideran, empujan y tiran.

Porque aquí todos remamos a una. Y el que ve que no sabe o no puede o, sólo por hoy, no quiere porque tiene un mal día, viene y me lo cuenta para que le recuerde cómo se hacía, pues sólo ha sido un olvido temporal. Porque yo, “la CHO”, sólo le devuelvo el reflejo de lo que en su know-how ya estaba y se traspapeló momentáneamente. Porque yo sólo refuerzo esa parte de él o ella que requiere un poco de atención, para poder volver a florecer en todo su esplendor y explotar de nuevo en un festival de talento... sólo superable por los momentos de celebración, en los que varios de ellos explotan a la vez y se funden en un maravilloso equipo de trabajo digno de admirar.

Nuestra reason why es comunicarle al mundo cómo se vende lo mejor de cada casa. La mía es encontrar el resorte que despierta en cada uno su comunicación hacia dentro, para expandirla después hacia afuera y darle el mayor propósito a esta misión conjunta.