Formulario de búsqueda

Un grupo de supermercados de Colombia transforma su catálogo en un diccionario para aprender inglés

  • Los grandes almacenes Éxito buscan, de forma gratuita, promover el aprendizaje de inglés en Colombia
  • La campaña "Save & Learn", ideada por Sancho BBDO, cuenta con más de 4.000 palabras traducidas
...

Colombia es uno de los países con peor nivel de inglés en Latinoamérica, ocupando el lugar número 17 de los 19 países que recoge el Índice de Dominio del Inglés de la agencia educacional EF. A nivel mundial, Colombia también se encuentra muy por debajo de la media, concretamente, en la posición número 60 en cuanto a nivel Proficiency (Cambridge).

Colombia es el 2º país de Latinoamérica con peor nivel de inglés

El principal motivo de estas cifras tan bajas es el alto coste que tienen las clases- con una media de 500 dólares mensuales-, así como los libros de aprendizaje, que pueden llegar a costar más de 50 dólares.

Teniendo en cuenta que la media de ingresos diarios de los colombianos se sitúa en 7 dólares, las cuentas se resuelven por sí solas.

Para ayudar a lidiar con este problema, el grupo de supermercados colombiano Éxito, junto a la agencia Sancho BBDO, ha lanzado una acción de marketing social que consiste en traducir al inglés muchos de los productos que aparecen en sus catálogos de ahorro.

Aprender inglés y ahorrar dinero

De esta manera, los catálogos del retail colombiano, cuya tirada es de 140.000 impresiones al mes, traducen al inglés productos como "café", "galletas" o "pan rallado", y también muestran cómo se pronuncia cada palabra de manera literal: "cookies/cukis".

_alt_

La campaña "Save & Learn" ya cuenta con más de 4.000 términos traducidos, aunque pretenden seguir con la acción durante más tiempo. Con el objetivo de ahorrar dinero y aprendes inglés, los supermercados aportan así su "granito de arena" a este problema.

Además, el Grupo Éxito ha querido dar un paso más allá reuniendo todas las palabras hasta ahora traducidas en un diccionario digital gratuito al que todo el mundo puede tener acceso. En redes sociales como Twitter, algún usuario han sugerido que las escuelas del país "tomen nota" de este tipo de iniciativas.

En cada edición, en la parte trasera de los catálogos promocionales se han diseñado una serie de juegos- como una sopa de letras- para aprender inglés de forma más interactiva,