Formulario de búsqueda

Los famosos no podrán anunciar juegos de apuestas

Compartir en:

Los famosos no podrán anunciar juegos de apuestas

  • Es otra de las medidas que ha hecho públicas el Ministerio de Consumo al publicar el borrador que regulará el juego online
  • Las equipaciones deportivas de tallas de niños tampoco podrán llevar logos de operadores de apuestas

El Ministerio de Consumo ha presentado ya el borrador del Real Decreto que regulará la publicidad de las casas de apuestas y juego online. Un borrador que contiene más de 37 artículos y 100 medidas como la de limitar la publicidad de juego al horario de madrugada salvo en los partidos de fútbol de máxima audiencia que podrán llevar este tipo de anuncios a partir de las 20h.

Los famosos no podrán anunciar apuestas

Entre las nuevas medidas que se han conocido de este proyecto legislativo, que se prevé entre en vigor en verano, están la prohibición de que personajes famosos o públicos (deportistas, presentadores, influencers...) protagonicen anuncios de apuestas en medios audiovisuales.

El término "famosos" agruparía a deportistas, presentadores e influencers

El ministerio no ha dado una definición estricta para el término “famoso” dejando la puerta abierta a todo aquel personaje que tenga potencial de venta en un intento de que los operadores contraten personas no conocidas buscando debilitar el interés en ese tipo de anuncios. Además, en caso de conflicto sobre la repercusión del perfil escogido, será la dirección general de ordenamiento del juego quien valore caso a caso la trascendencia del contratado.

Los deportistas, en concreto, si bien no podrán anunciar casas de apuestas, sí podrán mantener el patrocinio de salas de juego en sus equipaciones durante los partidos porque se entiende que el campo de juego están trabajando y no haciendo publicidad. 

Equipaciones infantiles libres de apuestas

Se prohíbe, sin embargo, la venta de equipaciones deportivas de tallas de niños con logotipos de los operadores de apuestasy tampoco estará permitido que los estadios puedan incorporar estas marcas a su naming.

Queda prohibida la publicidad de apuestas online en webs destinadas a niños

Aunque el texto aún abierto a modificaciones, en ningún caso las páginas webs destinadas a niños podrán alojar esta publicidad, incluido YouTube. Entre las medidas específicas de protección de menores, también se prohibirá incluir publicidad de apuestas online en salas de espectáculos o centros a los que estos puedan acceder (cines, centros comerciales...) y se obligará a la retirada de este tipo de anuncios de las páginas webs destinadas exclusivamente a niños. Las webs de prensa deportiva, por ejemplo, quedan excluidas de esta restricción. Sin embargo, la prensa escrita u online deberá aplicar las restricciones a los bonos, apelaciones a jugar o a cualquier llamamiento que haga atractivo el juego.

En cuanto a las aplicaciones móviles o webs de juegos gratuitos, el real decreto establece la obligación de acabar con la plena accesibilidad con la comprobación de la edad o el control parental, mecanismos que también tendrán que garantizar los operadores en las redes sociales (filtrar la publicidad por usuarios). 

En lo que ser refiere a Publicidad Exterior, esta quedará desplazada de las vallas publicitarias o soportes urbanos fijos (marquesinas, por ejemplo) en la medida en que esta prohibición no solape la ley de la Comunidad Autónoma, que tiene transferida la competencia sobre el juego privado (bingos, casinos, salones de juegos presenciales...). Además, en ningún caso podrá utilizarse esta publicidad en el entorno de un campo de fútbol (aunque sí será posible en el interior).

Sanciones para la publicidad de juego

Las sanciones se regirán por la ley del juego que establece una infracción grave para el operador que infrinja la norma con multa de entre 100.000 euros y un millón de euros. En caso de repetirse la infracción, la cuantía ascendería de 1 a 50 millones de euros, siendo el caso más extremo la posible resolución de la licencia.

Desde el Ministerio aseguran que la intención del real decreto es conseguir una regulación similar a la del tabaco. Sin embargo, rechazan una prohibición total y aseguran que habrá tiempo suficiente para que los operadores se ajusten a la nueva normativa una vez sea aprobada.