Formulario de búsqueda

B Corp: otro modelo de empresa es posible

  • Las compañías con certificación B Corp cumplen con los más altos estándares de impacto social y ambiental
  • Solo hay 83 empresas en España que cumplen los requisitos; en todo el planeta existen más de 3.500

Los hábitos y las preferencias de la sociedad actual han dado un giro hacia una forma más consciente de consumo. Son los ciudadanos los que demandan a las empresas un compromiso real en forma de acciones que sean respetuosas con el entorno, con la inclusividad, la igualdad y que busquen un futuro donde el cambio climático sea cosa del pasado.

Las empresas han incorporado a su discurso los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2030

Luchar contra él y afrontar los compromisos fijados por Europa en materia de desarrollo sostenible son retos profundos para las empresas. Muchas ya han incorporado a su discurso las pautas marcadas por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU: erradicar la pobreza, hambre cero, garantizar una vida saludable para todos, una educación de calidad, la igualdad de género, la disponibilidad y gestión sostenible del agua, acceso a energías sostenibles, así como tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos. Esta enumeración recoge algunas de ellas.

Pero, ¿las acciones son reales o se quedan en papel mojado? Hace tiempo que los ciudadanos ponen en entredicho el compromiso real de las marcas, sobre todo las generaciones más jóvenes. La Generación Z y la Millennial hablan de greenwashing por parte de las compañías a las que importan más las apariencias y la declaración de intenciones que el impacto real. Si bien es cierto que muchas se han sumado a ciertos movimientos, no siempre el storytelling se materializa en un storydoing.

De hecho, en España, el compromiso de las compañías con los ODS todavía es muy limitado, ya que solo el 9% de las empresas del IBEX 35 han incorporado a su estrategia un propósito que integre, de forma clara, alguno de ellos. Este dato, que se desprende del informe “2030 Purpose: Good Business and a Better Future” de Deloitte, revela la oportunidad que se presenta para fortalecer los propósitos de las organizaciones empresariales y mejorar la contribución real de las empresas españolas ante la Agenda 2030.

Ahora bien, ¿cómo pueden saber los ciudadanos que una empresa sigue de forma real los compromisos ambientales y sociales marcados por las Naciones Unidas? Ahí es donde entra B Corp.

¿Qué es B Corp?

En todo el mundo hay más de 3.500 empresas que forman parte del movimiento B Corp y en España sólo 83 cumplen los requisitos para serlo.
Todas ellas tienen un objetivo único: ser un modelo de empresa que equilibre el propósito social y los beneficios económicos, creando un movimiento de personas -líderes de compañías- que utilicen la fuerza de los negocios para generar un impacto positivo hacia sus empleados, las comunidades y el medio ambiente.

Las personas que opten por comprar e invertir en negocios con un impacto social y ambiental real pueden guiarse por el directorio de empresas certificadas, asegurándose así que cumplen con los objetivos. "La empresa es una herramienta poderosísima de cambio. Si conseguimos visualizar que da respuesta a los problemas que también hemos generado nosotros desde nuestra propia actividad empresarial, podremos crear empresas que generen soluciones", explica Pablo Sánchez, Managing Director de B Lab Spain, a Reason.Why.

La satisfacción moral y humana supera cualquier otra consideración más instrumental o pragmática.- Pablo Sánchez (B Lab)

Para llevar a cabo de forma exitosa el cumplimiento de B Corp se creó B Lab, la fundación que se encarga de impulsar el movimiento global de las B Corps en cada país. Así, en España existe B Lap Spain.
"Cada vez más nos visualizamos como una entidad que quiere liderarun cambio sistémico para promover un modelo económico inclusivo, regenerativo y equitativo para todas las personas y el planeta". Aun así, su ámbito de trabajo es más amplio que el de las empresas. También llevan a cabo políticas públicas, actividades, herramientas para empresas y comunidades de cambio.

Y es que los problemas más difíciles de la sociedad no se pueden resolver únicamente a través de los gobiernos y de las organizaciones sin ánimo de lucro. Por eso, la comunidad de empresas certificadas trabaja para reducir la desigualdad y la pobreza, cuidar el medio ambiente, fortalecer las comunidades y crear empleos de alta calidad con dignidad y propósito.

¿Por qué se certifican las empresas?

_alt_El movimiento B Corp representa a una comunidad empresarial en rápido crecimiento, tanto a nivel mundial como en España. Junto con todos sus socios europeos y globales, están dinamizando esta comunidad con el fin de construir una sociedad mejor en la que las empresas se conviertan en una fuerza regeneradora para la sociedad y para el planeta.

Se presupone así que las empresas que deciden postularse lo hacen para, en palabras de la propia fundación, “ser las mejores para el planeta y no las mejores del planeta”. Pero no hay que olvidar los beneficios que brinda esta denominación a las empresas certificadas:

  • Diferenciación y liderazgo a través del compromiso social y ambiental
  • Excelencia para la mejora continua del desempeño en la gestión empresarial
  • Formar parte de una comunidad de líderes empresariales en sostenibilidad
  • Atracción de talento
  • Atracción de inversores y capital
  • Benchmarking con empresas afines basado en información fiable
  • Visibilidad y difusión en medios de comunicación
  • Descuentos en servicios y productos de empresas B Corp

Así nos lo cuenta Marilú Tomaselli, Responsable de Ventas de Phenix, la empresa enfocada en la lucha contra el desperdicio alimentario que lleva un año certificada: “La belleza de estar en una empresa así es el movimiento global que usa la fuerza del negocio para generar un impacto positivo en el mundo. Toda la gente que forma parte de este movimiento lleva en el ADN la sosteniblidad. Hay un ambiente muy relajado entre nosotros, es otro estilo de vida y tiene otro mood”.

phenix-bcorp

Ellos colaboran con otras compañías como Teterum, Dopper y Sheedo. Se conocieron en las reuniones quincenales que organiza B Lab Spain: “Somos pocos, así que debemos ayudarnos entre nosotros”, nos comenta Tomaselli. Asegura, además, que ser una B Corp te da visibilidad, tanto entre los consumidores como hacia los inversores.

De hecho, según un informe de Nielsen Consumer Insights Spain, el 66% de los consumidores pagarían entre un 10-20% más por productos, bienes y servicios que sean sostenibles.

Triodos Bank fue la primera entidad financiera en Europa con el sello B Corp

Un caso distinto es el de Triodos Bank, la primera entidad financiera en ser certificada en Europa. Ellos ya eran B Corp antes de conseguir el sello. Así nos los transmite Sandra Castañeda, Head Of Corporate Development en Triodos Bank: "No nos convertimos en B Corp, sino que ya lo éramos". Y es que Triodos nació hace 40 años con el propósito y la misión de contribuir a un cambio positivo en las sociedades del sistema financiero. Y esa misión la llevaron a su modelo de negocio.

"Cuando nos encontramos con B Corp en 2015 era una cosa muy natural", nos explica. No se certificaron por el hecho de "ser", sino por apoyar el movimiento. De hecho, se vincularon a nivel más estratégico, cediendo personas que estaban trabajando en el banco para ser parte de los órganos de gobierno de B Lab.

¿Cómo convertirse en una empresa certificada?

El movimiento, que ayuda a la ciudadanía e inversores a identificar empresas afines a sus valores, va más allá de la certificación de un producto o servicio. Mide el desempeño social y ambiental del conjunto de la compañía y define su identidad empresarial.

Para ello, se utiliza la Evaluación de Impacto B: una herramienta online, gratuita y confidencial que evalúa cómo las operaciones y el modelo de negocio de la empresa generan un impacto positivo en los trabajadores, comunidad, medio ambiente y clientes.

Y es que la Certificación B Corp no solo acredita en qué áreas destaca una compañía, sino que garantiza el compromiso de la misma al considerar, en la toma de decisiones, a todos los grupos de interés ahora y en el futuro, incorporándolos en la estructura legal de gobernanza de la compañía.

Para Holaluz, la compañia energética 100% renovable, medir su impacto les permitió enfrentarse a un proceso de auditoría que les dio la oportunidad de objetivizar y medir sus acciones. "Vimos nuestros puntos fuertes y débiles. Fue un proceso muy enriquecedor y del que aprendimos mucho", explica a Reason.Why Carlota Pi, Cofundadora y CEO de Holaluz.

Fueron la primera eléctrica europea en formar parte del colectivo, un claro ejempo de la voluntad por cambiar un sector clave para el impacto ambiental, algo que define como "un orgullo". Formar parte de la comunidad B Corp multiplica sus fuerzas para sensibilizar a otras empresas sobre "la posibilidad de hacer negocios de una manera diferente, con valores y con incidencia positiva en la sociedad", nos cuenta Carlota Pi.

Bcorp va de aprender cosas de ti mismo y mejorar.- Carlota Pi, CEO de Holaluz

A día de hoy, ya son más de 100.000 empresas las que están utilizando la evaluación para medir y gestionar su impacto. Así, las empresas B Corp son aquellas que han logrado una puntuación verificada por encima de 80 sobre 200 puntos. En el caso de Holaluz, su puntuación alcanza los 97,1 puntos.

Estos son los requisitos de certificación:

  • Cumple los requisitos de desempeño. Evalúa cómo interactúa tu empresa con los trabajadores, clientes, comunidad y medio ambiente
  • Cumple con los requisitos legales. Incorpora en los estatutos de la compañía la consideración de todos los grupos de interés en la toma de decisiones
  • Verificación y cuota de aplicación. Desde el 15 de abril de 2021, todas las empresas que apliquen a la certificación B Corp estarán sujetas a una tasa de aplicación no reembolsable de 250 euros
  • Hazlo oficial. Firma de la hoja de términos de B Lab y la Declaración de Interdependencia, además de pagar la cuota anual

Una de las compañías que consiguió la certificación hace ya 5 años fue Danone, impulsada por un propósito empresarial comprometido con la sociedad. Fue la primera empresa española de gran consumo en conseguir el sello, reafirmando así el propósito que tienen como compañía.

En Danone creemos que no existe el desarrollo económico sin crecimiento social, de la misma manera que sin un entorno saludable no podemos producir productos saludables”, explica Borja Lafuente, Responsable de Sostenibilidad de Danone, a Reason.Why. Para la compañía, según Lafuente, el doble compromiso económico-social y la voluntad de construir una economía más inclusiva y sostenible es lo que les empuja a formar parte de la comunidad B Corp.

El proceso de obtener una certificación B Corp no es una conversión, es un encuentro de valores.- Borja Lafuente (Danone)

Danone obtuvo la certificación gracias a sus buenas prácticas en cuatro amplios ámbitos: el de una gobernanza transparente, el compromiso con los trabajadores, el vínculo con la comunidad, la protección y el cuidado del medio ambiente. Así, ostentan en la actualidad 86,2 puntos, superando los 80 necesarios para ser certificados; cuando la media de las empresas que se han evaluado es de 50,9 puntos.

Y es que existen B Corps en casi todos los sectores profesionales: consultorías, alimentación y bebidas, publicaciones impresas, desarrollo inmobiliario, electrónica hogar y accesorios, viajes y ocio. Incluso instituciones educativas. En España el ejemplo es la Institución Educativa SEK.

Hace apenas un mes que la unión entre SEK y B Corp dio un paso más. Recientemente, su universidad, la UCJC, ha firmado un acuerdo de colaboración con B Lab para el lanzamiento de un máster universitario, el Máster en Emprendimiento con Impacto Social de la Universidad Camilo José Cela, powered by B Lab Spain. El posgrado está enfocado a que los alumnos puedan aprender sobre casos reales de empresas, generar impacto y que además puedan conocer de primera mano la comunidad B Corp.

Para Alejandro Delso, Director de Nuevos Proyectos en la Institución Educativa SEK, estas sinergias son esenciales. "Para nosotros es crucial que el sello y la B Community tengan visibilidad. Cuantas más empresas decidan unirse a la certificación, más impacto positivo estaremos generando en el mundo. Para conseguirlo, todas las B Corp debemos establecer sinergias y colaboraciones, creando una comunidad atractiva y positiva para la sociedad", nos ha afirmado.

¿Hay empresas B que cotizan en Bolsa?

La respuesta es sí.

Hay B Corps certificadas que se han hecho públicas, como Laureate y Silver Chef. Las empresas que cotizan en Bolsa también han obtenido la certificación B Corp, como Natura en Estados Unidos. Y muchas otras corporaciones certificadas son subsidiarias de empresas que cotizan, como Ben&Jerry's y Sundial Brands (propiedad de Unilever) o New Chapter (propiedad de Procter&Gamble).

Pero también hay una cara "b" de esta realidad. Un ejemplo tangible: el caso de Etsy. En 2017 el e-commerce de compra-venta de artículos artesanos decidió renunciar a su estatus de B Corp -que consiguió en 2012- para, en palabras de la compañía, “mantener su estructura corporativa”.

Los intereses de los accionistas de Etsy chocaron contra su misión ambiental y social

La realidad fue que, tras hacerse pública en 2015, la empresa fue evaluada como cualquier otra compañía que cotiza en Bolsa. Sin embargo, los intereses de los accionistas chocaron contra su misión ambiental y social a largo plazo.
Etsy tuvo ingresos que alcanzaban casi los 100 millones de dólares pero, aún así, reportó una pérdida neta de 2,5 millones. El negocio alineado con los valores se posicionó entonces en un segundo plano, pese a que intentaron que no fuera así. Dos años después perdieron la certificación.

Aunque Etsy ya no será una corporación B certificada, Etsy y B Lab comparten una visión a largo plazo sobre el papel de las empresas en la sociedad y el impacto positivo que las empresas pueden y deben tener en el mundo. Esperamos explorar nuevas oportunidades de trabajar con ellos para promover esa visión compartida”, explicó en un comunicado el CEO de Etsy, Josh Silverman.

¿Es esencial convertirse en B Corp?

Algunas empresas tuvieron que reinventar su modelo de negocio tras el comienzo de la pandemia, hacia una actividad que ha provocado que su puntuación descendiera. Esto ha hecho que no optaran a la recertificación y, por tanto, que perdieran el sello. También hay otras a nivel internacional, como Etsy, en las que su reestructuración les hizo perder el certificado.

Sin embargo Pablo Sánchez, Managing Director de B Lab Spain, nos asegura que aquellos que quieran volver “siempre tendrán la puerta abierta” si en el futuro quieran replantearse la decisión.
Porque más allá de B Corp, lo importante es concebir a la empresa como una organización orientada a la generación de impacto. “Lo importante es que lo crean firmemente porque el propio mercado está premiando el desarrollo de las compañías”, nos asegura. Y es que una empresa que apueste por un presente sostenible, tendrá un futuro de éxito. Y entonces llegará el reconocimiento.

Más info.: B Corp Spain