Formulario de búsqueda

40 años después Ariel reedita la canción “Los días de la semana” para fomentar la igualdad en las tareas domésticas

  • La marca ha reescrito la icónica canción de “Los días de la semana” como parte de la campaña “Los Roles Cambian”
  • El objetivo es educar y concienciar a niños y adolescentes en la corresponsabilidad en las tareas del hogar

Lunes antes de almorzar una niña fue a jugar, pero no pudo jugar  porque tenía que planchar. Así planchaba así, así; así planchaba así, así; así planchaba que yo la vi”.

Hace tiempo que la letra de la mítica canción “Los días de la semana” dejó de estar alineada con las necesidades de la sociedad actual. Cuando en 1974 los Payasos de la Tele comenzaron a entonar esa melodía, la figura femenina era la principal responsable de las tareas del hogar. Pero a medida que se generalizaba la incorporación de la mujer al entorno laboral y nuestro país progresaba en materias de ciudadanía, Miliki fue consciente de la necesidad de actualizar el clásico musical. Por eso, en la reescritura del tema llevada a cabo en 1999, incluyó a la figura masculina en las tareas domésticas.

Pero lo cierto es que este tipo de labores son cosa de todos. Un reparto equitativo requiere la implicación de toda la familia: padres que planchen, madres que barran, hijos que laven, hijas que frieguen, abuelos que cocinen y abuelas que recojan. Hacer de eso una realidad es la finalidad que persigue la campaña “Los Roles Cambian”, una acción educacional y reflexiva con la que la marca de detergentes Ariel promueve la corresponsabilidad en las labores de la casa entre todos los miembros de la familia. “Con el Pod ya no es igual, con Ariel quiero lavar. Solo un Pod es genial, no necesito nada más. Solo un Pod, así, así…”, recita el joven protagonista del spot mientras colabora con sus progenitores en las labores de la casa.

Para el desarrollo de este posicionamiento, Ariel se ha basado en los insights recogidos en un estudio elaborado por IZA Insitute of Labor Economics, que indican cómo el confinamiento ha agravado la desigualdad de género en el ámbito doméstico. Durante la emergencia sanitaria las madres dedicaron una media de 13,9 horas semanales a las labores domésticas, frente a las 11,8 horas antes del coronavirus. Por su parte, los hombres trabajaron 8,7 horas semanales en asuntos domésticos, en comparación con las 6,5 horas dedicadas antes del confinamiento.

Además, Ariel también quiso tener en consideración la opinión de los más pequeños. En un experimento junto a la asociación Pequeños Amos de Casa, niños y niñas reaccionaban ante la letra original de la canción, corroborando el planteamiento de la marca. “Ellos mismos se dieron cuenta de la desigualdad que existía en sus casas y por eso, desde Ariel, queremos educar a las nuevas generaciones a compartir las tareas del hogar a través de esta nueva canción”, cuenta Sarah Chemouli, Directora de Ariel en España y Portugal.

Según nos comenta Sarah Chemouli, con esta campaña la marca ha logrado generar conversación en torno a las tareas del hogar para conseguir un cambio, educando a los jóvenes en la igualdad. No obstante, también se ha encontrado con comentarios negativos. "Siempre que se lanza una campaña hay variedad de opiniones. Independientemente del tono de los mensajes, las marcas forman parte de la vida de los consumidores y tenemos la responsabilidad de escucharles, estar atentos a sus necesidades, dar soluciones y evolucionar con ellos".

Una melodía actualizada para valores más igualitarios

Desde que se puso en marcha la campaña a comienzos del mes de febrero, Ariel ha retado a la sociedad buscando su participación y colaboración para dotar a la icónica melodía de una nueva lírica. Los usuarios han participado a través de redes sociales bajo el hashtag #LosRolesCambian proponiendo sus ideas, sugerencias, opciones de letra o comentarios, en un ejercicio que ha resultado inspirador para la marca.

El resultado de todo el proceso es una letra actualizada que defiende valores más igualitarios y permite a las nuevas generaciones continuar cantando de la misma manera que lo hicieron anteriormente sus padres y abuelos. “Lunes antes de almorzar, mi hermanito fue a pintar, pero no pudo pintar porque tenía que lavar. Así lavaba así, así; así lavaba así, así; así lavaba que yo lo vi”, dice ahora la canción, que incluye a todos los miembros de la familia en la letra.

El objetivo de la compañía no es otro que tratar de inspirar y educar a niños y adolescentes en la repartición de las tareas dentro de casa. Por ello, la marca ha reforzado su presencia en las plataformas donde estos están presentes: las redes sociales. En colaboración con diferentes creadores de contenido involucrados con la causa, ha creado una divertida coreografía para TikTok con la intención de que pequeños y mayores bailen al son de la nueva letra de la canción y se conviertan en protagonistas y motores del cambio.

Influencers de perfil familiar, como Verdeliss, En Mis Trece, o Familia Amiguindi; y rostros conocidos como la actriz Raquel Meroño, la periodista Isabel Jiménez, o los colaboradores de “El Chiringuito” se han unido al movimiento #LosRolesCambian. Además, familiares de la misma familia Aragón, como Itziar Aragón, también han demostrado su apoyo a un necesario cambio del discurso social.

...


De esta forma, y siguiendo con su voluntad por fomentar el progreso, la marca ha materializado su compromiso ciudadano en la creación de una canción que ahora es un canto a la igualdad. A la marca le encantaría que se convirtiera, como fueron las anteriores versiones, en un himno generacional. "La música está muy presente en nuestras vidas y en nuestra educación, es una herramienta para enseñar a las nuevas generaciones de una manera divertida y positiva. ¿Qué mejor forma de educar a un niño o una niña que a través de una canción que ensalza valores tan importantes como la igualdad?", nos comenta la Directora de Ariel en España y Portugal.

No obstante, más allá de esta campaña, Ariel aprovecha su vinculación al hogar para ejercer como una fuerza del cambio y retroalimentar de manera positiva el ecosistema en el que opera. Como apunta Sarah, la compañía y sus empleados se esfuerzan día a día para que el progreso y los valores humanos sean un hecho; desde la inversión en I+D+i para conseguir una innovación constante de producto, hasta el compromiso de la marca con la sostenibilidad y el medio ambiente a través de envases hechos con materiales reutilizados.