Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Estos cupcakes están revolucionando EEUU con sus máquinas de vending
Compartir en:

Estos cupcakes están revolucionando EEUU con sus máquinas de vending

Hay unos cupcakes en EEUU por los que los norteamericanos viajan cientos de kilómetros. La marca responsable es Sprinkles Cupcakes y una de las claves de su éxito es en su nuevo modelo de negocio. Han instalado máquinas de vending que funcionan 24/7.

Reason Why Reason Why logo

La chef Candice Nelson, fundadora de la pastelería Sprinkles Cupcakes, tuvo un antojo de estos pastelitos una noche de fiesta con sus amigos y no encontró ningún lugar en el que saciar su deseo. 

Entonces tuvo una idea: crear el primer “cajero automático” de cupcakes para que estuviera disponible 24 horas. Lo instaló en California, en el corazón de Beverly Hills, hace ya 9 años, bautizándolo como Cupcakes ATM.

 

Desde entonces Sprinkles Cupcakes ha abierto 15 pastelerías en 8 estados de EEUU, desde California a Nueva York pasando por Texas. Con medio millón de fans en Facebook y más de 127.000 followers en Twitter, las máquinas de vending de cupcakes están instaladas en sus pastelerías de Beverly Hills, Las Vegas, Dallas y Chicago. Y acaban de estrenar una en pleno corazón de Manhattan

 

Para la máquina de vending de cupcakes en Nueva York han optado por el barrio del Upper East Side, donde esperan ganarse una clientela fiel ya que los habitantes de la zona son el target de este dulce tradicional que hace las delicias de los norteamericanos.

 

 

Pasión por los cupcakes

La pasión de los consumidores estadounidenses por los cupcakes es tal que se indignan cuando el resto del mundo los confunde con otros productos similares como las magdalenas o los muffins. La diferencia entre unos y otros es que las magdalenas son más esponjosas y los muffins tienen un tamaño mayor.

 

Vanessa Pérez, responsable de una de las tiendas de Sprinkles Cupcakes asegura que el cupcake más solicitado por los consumidores es el “Red Velvet”.

 

pasion-cupcakes 

 

Bajo el lema “Es difícil recordar la vida antes de poder tener un cupcake las 24 horas del día”, Sprinkles Cupcakes ha llegado a la Gran Manzana para satisfacer el deseo de los neyorquinos. Es más, dentro de un mes planean instalar otro de estos “cajeros automáticos” de cupcakes en el World Financial Center.

 

 

La distribución de cupcakes 24/7

Según una de las supervisoras de las máquinas de vending de Sprinkles Cupcakes, el “cajero” se repone tres veces al día, siendo la última vez tras el cierre de la tienda física, sobre las 21:00 horas. El objetivo es que la máquina de vending tenga suficiente mercancía y que ésta esté siempre fresca.

 

Lo más complicado para cerrar el círculo de este modelo de negocio fue el diseño del packaging para que el glaseado del cupcake no se estropeara al salir de la máquina de vending, según asegura Maura Weber, responsable de una de las tiendas de Sprinkles Cupcakes. En el primer día de apertura en Nueva York el cajero dispensó 800 cupcakes. 

 

Y es que el funcionamiento de la máquina de vending es sencillo: el cliente elige el que quiere tomar y en unos 30 segundos lo tiene listo en una caja de cartón cuadrada.

Es un tiempo de espera quizá algo elevado, lo que hace que las colas para estos "cajeros" normalmente den la vuelta a la esquina. Además, el precio de venta de cada cupcake es de unos 3 euros.

Aún así, los norteamericanos viajan de unos estados a otros haciendo cientos de kilómetros sólo para probar los pastelitos de Sprinkles Cupcakes ;)


Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.