Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
El arte del Branding, by Guy Kawasaki
Compartir en:

El arte del Branding, by Guy Kawasaki

Cuando se gestiona una marca hay que tener algo muy importante en cuenta: no se trata de lo que tú dices, sino de lo que la gente oye. Te traemos algunos consejos interesantes para aplicar a tus estrategias de branding.

Reason Why Reason Why logo

Según Guy Kawasaki, “en el mundo real uno no tiene recursos infinitos, no existe el producto perfecto y no se puede vender en un mercado emergente sin competir”. Teniendo esto en cuenta, Guy señala el branding como el mejor aliado para la mayor parte de las empresas.



La primera pregunta que debe hacerse una marca es la de los 64.000 dólares:
“Si no nos gastamos un dineral en marketing, ¿será la gente consciente de que existe nuestra marca y comprenderá el sentido de su existencia?”.


Para responder mejor a esta pregunta Guy da algunos consejos que pueden ser bastante útiles:

Analiza bien el terreno de juego
Si quieres superar a tu competencia crea una marca constructiva, pero no intentes centrar tu estrategia sólo en el estúpido deseo de quedar por delante de tus competidores porque te podrías estar olvidando de otros factores que son determinantes para la supervivencia de tu marca.



Crea un solo mensaje
Elige un mensaje, manténlo durante al menos un año si ves que es prometedor y después prueba con otro. Pero no lo intentes con varios a la vez y no cambies de mensaje cada pocos meses.



Habla de forma que te entiendan
Usa palabras sencillas y sé consistente en tus diálogos de forma que absolutamente todo el mundo pueda entenderte.



Haz el test del oponente
De vez en cuando monitoriza a tu competencia.



Habla claro de forma interna
Asegúrate de que el mensaje de tu marca sea conocido y comprendido por todas las personas que trabajan en la empresa, a todos los niveles.



Examina la reinterpretación
Pide a los clientes que te repitan el mensaje que han recibido de tu empresa para ver qué es lo que están interpretando realmente. Al fin y al cabo no se trata de lo que tú dices, sino de lo que la gente oye.



Céntrate en las relaciones públicas, no en la publicidad
La gente dirá cosas buenas de ti cuando tengas un buen producto y cuando cuentes con las personas suficientes para que hablen de él.



Busca la humanización
Tu producto debería hablar como si fuera un individuo, no como una parte más del mercado.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.