Formulario de búsqueda

Alexa de Amazon muestra otra perspectiva en su nueva campaña

  • El altavoz inteligente de Amazon estrena campaña global con un toque de humor y una mezcla de ficción y realidad
  • La agencia creativa Droga5 London vuelve a idear la campaña tras el éxito de su spot para la Super Bowl

Las ventas de altavoces inteligentes no paran de aumentar y, a pesar de que cada vez existen más marcas que se adentran en la inteligencia artificial a través del audio, Amazon Alexa- junto a Google Home- sigue siendo líder en esta categoría.

Los contenidos cobran vida mostrando su visión en la nueva campaña de Alexa

Tras el anuncio de la Super Bowl, con Ellen DeGeneres como protagonista, el altavoz inteligente del gigante Amazon vuelve a lanzar una campaña global con la agencia creativa Droga 5 London de la mano.

Esta vez, la campaña consta de dos piezas audiovisuales llamadas "Planchando" y "Ópera", donde muestra la ficticia perspectiva de los contenidos cuando damos una orden al dispositivo de audio. Eso sí, con un toque irónico y divertido.

Rebobinar puede molestar a los personajes

La pieza principal de la campaña global de Alexa se llama "Ironing" (planchando, en español). En esta, aparece un escenario ficticio que nos recuerda la típica batalla que puede aparecer en cualquier película de El Señor de los Anillos.

La pieza principal de la campaña se llama "Ironing"

El spot continúa con una escena donde uno de los personajes muere y, de repente, un chico planchando interrumpe diciendo que "se lo ha perdido". La pieza cambia de perspectiva y aparece el chico planchando desde su casa pidiendo a Alexa que rebobine para atrás, algo que no gusta a los personajes.

El segundo spot, de 30 segundos, tiene el nombre de "Opera" y nos transporta a una función propia del siglo XVIII. En este anuncio aparece una cantante de ópera sobre el escenario, rodeada de personajes de la época, cuando un hombre en bañador, tumbado en una hamaca, irrumpe para pedir "algo más divertido". La pieza termina transportándonos al escenario real en el que, el hombre en bañador, disfruta de una lista de música mientras toma el sol.

"Incluso las tareas mundanas, como encender las luces, cambiar de pista o rebobinar una película, se hacen sentir épicas y mágicas cuando puedes controlarlas usando nada más que tu voz", explica Shelley Smoler, Directora Creativa Ejecutiva de Droga5 Londres.