Formulario de búsqueda

El ad blocking cae en Europa, pero se mantiene en Estados Unidos

Compartir en:

El ad blocking cae en Europa, pero se mantiene en Estados Unidos

  • Según Audience Project, el uso de ad blockers pierde popularidad en el continente europeo
  • En un 30% de los países encuestados se utilizan bloqueadores en el ordenador

Una de las pesadillas para muchos sitios web, sobre todo los que están enfocados a la monetización mediante su contenido, es una pequeña extensión que se instala en el navegador: el bloqueador de publicidad display.
Lo que para muchos usuarios supone acabar con la publicidad intrusiva e irrelevante, para los medios de comunicación, por ejemplo, significa reducir sus ingresos publicitarios procedentes del canal online.

Audience Project ha realizado un estudio sobre el uso de ad blockers en 2020, en comparación con los datos de 2018, en siete países diferentes: Dinamarca, Finlandia, Alemania, Noruega, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos.
¿El resultado? En Estados Unidos se mantiene su uso; incluso se incrementa en un 3%, mientras que los usuarios europeos lo reducen hasta en un 5% en algunos países.

Hombres y jóvenes: los que más utilizan ad blockers

Los datos del análisis desvelan así que en Europa ya no se usan tanto los ad blockers como hace dos años. Países como Reino Unido (41% en 2018) o Finlandia (29% en 2018) han reducido su utilización en un 5% durante estos dos años.

 
En Europa ya no se usan tanto los bloqueadores de anuncios como hace dos años

Sin embargo, el 41% de los estadounidenses han asegurado que emplean esta herramienta, un pequeño aumento del 3% si se compara con las cifras obtenidas en 2018. Aun así, Estados Unidos no supera al país encuestado que más ad blocking hace: Alemania es el rey con un 49% en 2018, y solo un 1% menos este año.

En cuanto al perfil de usuario que utiliza estas extensiones, los hombres se colocan como heavy users con un 40%, respecto al 28% de las mujeres. Y si miramos los resultados de Estados Unidos, la brecha es incluso mayor, con un 49% de usuarios masculinos frente al 33% de mujeres.

 

Asimismo, los jóvenes son los que más ad blocking hacen. Concretamente, los consumidores de entre 15 y 25 años son más propensos a hacerlo en Estados Unidos, Reino Unido, Suecia y Dinamarca. En el otro lado de la balanza se sitúan los usuarios de entre 26 a 35 años que emplean más esta herramienta en Alemania, Noruega y Finlandia.

Un dato esperanzador para las marcas es que los ad blockers no se pueden utilizan en los videojuegos online, uno de los canales en los que los jóvenes se muestran más activos y receptivos.

Más presente en ordenadores que en móviles

Otro resultado interesante del estudio de Audience Project ha sido el dispositivo desde el que se emplea este tipo de extensión de navegador. Un 30% de los internautas procedentes de los países encuestados utilizan ad blocker en sus ordenadores de escritorio, en comparación con el 11% que los emplean en dispositivos móviles.

Esto explica en parte la rápida adaptación de las estrategias de publicidad de las marcas hacia las pequeñas pantallas. El 61% de los profesionales del marketing de la región Europa, Oriente Medio y África (EMEA) dicen haber adoptado una estrategia mobile first.

Concretamente, en Reino Unido más del 35% de los profesionales del marketing asignan una cuarta parte de su presupuesto solo al canal mobile, a pesar de que el impacto de los ad blockers sea todavía poco preocupante. Pero más vale prevenir, dado que entre 11 editores de Reino Unido perdieron 18,4 millones de dólares en ingresos publicitarios como resultado del ad blocking en 2018.