Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Pedir ‘shares’, ‘likes’ o ‘retuits’ ¿es bueno o malo?
Compartir en:

Pedir ‘shares’, ‘likes’ o ‘retuits’ ¿es bueno o malo?

No hay dos estrategias en social media idénticas, porque lo que para una marca puede ser el Santo Grial de eficacia en redes sociales, para otra puede convertirse en su Caja de Pandora. Todo depende del enfoque.

Reason Why Reason Why logo

El tema de pedir a los demás que compartan contenidos crea siempre bastante polémica. Por una parte, puede dar la sensación de que quien lo pide está mendigando atención, que necesita desesperadamente un retuit. Por otra, está la postura de los que mantienen que “quien no llora no mama”. Si no pides, no recibirás. 

 

Pero, ¿por qué se comparten los contenidos? Todo lo que se comparte es porque resulta útil, informativo, divertido o estimulante y creemos que puede llegar a terceras personas que hagan buen uso de ese contenido... ¿Todo?

 

 

Like Dislike

 

 

Cuando se decide retuitear algo de información mucha veces resulta que el motivo principal que hay detrás es que los demás lo vean y digan “Como mola este tío. Está siempre enterado de todo. Es mi nuevo ídolo”. 

 

Pedir un ‘share’ no genera tráfico real, genera tráfico forzado. Esa persona no está compartiendo porque el contenido sea de su agrado, está compartiendo porque tú se lo has pedido. Incluso si ha leído el artículo y le ha gustado, lo comparte porque se lo has sugerido, no por iniciativa propia. 

 

Hagamos la prueba. Buscad en Twitter los términos “Please RT” y mirad la ristra de tuits que aparecen. Interesantísimos todos, ¿no? Lo dicho. Incluso se sigue dando el caso de cuentas que no necesitan pedirlo y lo siguen pidiendo...

 

 

Tweet ADSL Zone

 

 

Si bien es cierto que Twitter es una herramienta, entre otras cosas, para generar tráfico, si pedimos a nuestros contactos que compartan algún contenido, y finalmente este llega a los 1.000 retuits, esa muestra será de todo menos representativa. Una masa de usuarios que, al azar, le han dado a un botón sin siquiera leerse el contenido. No sirve para mucho

 

En cambio, si conseguimos por nuestros propios méritos que un tuit se comparta 500 veces, tendremos 500 usuarios a los que podremos enganchar y que nos vendrá muy bien recordar en el futuro. 

 

Ojo, que si se trata de desapariciones, desastres o información similar realmente importante, pedir cualquier ayuda para la difusión está completamente justificado. Tiene que llegar al mayor número de personas, en el menor tiempo posible. Mirad que acción tan chula se curraron en Missing Children.

 

 

 

 

En cualquier caso un buen contenido se comparte solo, sin forzar y, aunque al principio haya que darle algún pequeño empujón al tema, si ‘fabricamos’ contenidos de calidad, se extenderán solos. 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.