Formulario de búsqueda

Los periódicos de Australia hacen campaña por la libertad de prensa

Compartir en:

Los periódicos de Australia hacen campaña por la libertad de prensa

  • Las portadas de los principales diarios australianos han aparecido tachadas para protestar contra actuaciones del gobierno
  • La protesta surge a raíz de las redadas de la policía en un medio de comunicación que había publicado información controvertida 

Las portadas de los principales medios de comunicación de Australia han amanecido este lunes autocensuradas. Sus ediciones en papel y las digitales no muestran las noticias del día como siempre sino que éstas aparecen tachadas. El motivo que hay detrás es reclamar mayor libertad de prensa.

Una campaña en favor de la libertad de prensa

Los principales diarios nacionales y regionales australianos, entre ellos algunos muy conocidos como The Australian, The Sydney Morning Herald y Australian Financial Review, muestran hoy esta apariencia.

Las televisiones también han difundido anuncios instando a la audiencia a reflexionar sobre la pregunta: "Cuando el gobierno les oculta la verdad ¿qué les oculta?". Se trata de una campaña para reclamar el derecho a la información de los ciudadanos que se produce después de los allanamientos de la policía federal hace unos meses en la cadena nacional ABC y el domicilio de una periodista de News Corp, que habían publicado dos informaciones que incomodaron al gobierno. 

La Constitución de Australia no protege la libertad de expresión

Los medios de comunicación australianos piden que los periodistas no estén sometidos a la estricta legislación en materia de seguridad nacional porque aseguran que complica su trabajo. Además, reclaman más protección para los ciudadanos que actúan como fuentes alertando de informaciones controvertidas así como una reforma de las leyes sobre la difamación.

Según Paul Murphy, Jefe del sindicato Media Entertainment and Arts Alliance, "las operaciones policiales en el domicilio de la periodista de News Corp, Annika Smethurst, y en la sede de ABC en Sídney son ataques a la libertad de prensa en Australia".  

Al contrario de la mayoría de las democracias, Australia no tiene una declaración de derechos ni protección constitucional de la libertad de expresión. A pesar de ello, el primer ministro Scott Morrison declaró que su gobierno "cree en la libertad de la prensa" al mismo tiempo que insistió en que los periodistas no están por encima de la ley.