Formulario de búsqueda

Estos son los nominados al Peor Anuncio del Año 2020

  • Gioseppo, Unir, CC Príncipe Pío y la Consejería de Salud y Familia de la Junta de Andalucía son los cuatro candidatos
  • FACUA organiza esta iniciativa desde 2010 para reflexionar sobre malas prácticas publicitarias

La marca de calzado Gioseppo, la Universidad Internacional de La Rioja (Unir), el Centro Comercial Príncipe Pío de Madrid y la Consejería de Salud y Familia de la Junta de Andalucía son los cuatro anunciantes candidatos a hacerse con el “premio” al Peor (y más Machista) Anuncio del Año 2020.

La que organiza FACUA es, probablemente, una de las pocas competiciones que los anunciantes no quieren ganar. Con sus mensajes publicitarios y comunicaciones comerciales, los cuatro anunciantes compiten por hacerse con este cuestionable reconocimiento, siguiendo los pasos de compañías y entidades como El Corte Inglés, Hammer Fitness o El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

FACUA ha anunciado los nominados coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer

La organización de consumidores ha dado a conocer a los nominados el mismo día 8 de marzo, fecha en que se celebra el Día Internacional de la Mujer. Tal y como ha señalado Olga Ortiz, Presidenta de la organización, dar a conocer los nominados en esta fecha supone una acción de denuncia y acto de reivindicación. La iniciativa busca poner el acento sobre cómo la publicidad, en ocasiones, continúa tratando a la mujer como mero objeto o un reclamo para vender un producto, y sobre cómo determinados mensajes perpetúan los estereotipos en torno a la figura femenina.

Junto al Peor Anuncio, los premios incluyen otras dos categorías: El Peor Abuso y La Peor Empresa, cuyos nominados se darán a conocer en los próximos días. FACUA convoca estos “galardones” desde el año 2010 con el objetivo de reflexionar sobre los graves abusos que todavía se producen en la industria y para promover prácticas responsables de las empresas para con los consumidores.

Según explica Ortiz, la selección de los cuatro candidatos responde a las alertas enviadas por los propios usuarios a lo largo del año, y a la correspondiente notoriedad que dichas campañas han alcanzado tanto en medios de comunicación como en la opinión pública. Las campañas publicitarias nominadas a El Peor (y más machista) Anuncio 2020 son:

Las sandalias para niñas de Gioseppo

La firma de calzado presentaba un nuevo modelo de sandalias para niñas mostrando a una joven con pose y actitud propia de personas adultas, potenciando peligrosamente la erotización de la infancia. La marca fue denunciada ante el Observatorio de la Imagen de las Mujeres, perteneciente al Instituto de las Mujeres del Ministerio de Igualdad.

Las sandalias para niñas de Gioseppo

Centro Comercial Príncipe Pío

Con el eslogan "Aquí mi mujer y mi hijo son felices mientras mi cartera sufre. En cualquier caso, siempre es un placer venir", el centro comercial publicitaba sus servicios. La nada acertada creatividad ahonda en el estereotipo machista de la mujer como mantenida y derrochadora y perpetua la imagen del varón como el proveedor de sustento a la unidad familiar.

Universidad Internacional de La Rioja

La institución educativa promocionaba uno de sus cursos bajo el lema "Si tu madre no sabe pronunciar a lo que te quieres dedicar, eres un futuro Digital Worker". Con un humor cuestionable, la Unir pretendía crear comicidad en la idea del hijo/a moderno y la mujer inculta en materias tecnológicas. Como universidad, se presupone que debería estar alejada de este tipo de estereotipos, aunque la compañía alegó en su momento que buscaban "reflejar esas anécdotas cotidianas que se producen en torno a los saltos generacionales dentro del seno familiar".

Consejería de Salud y Familia de la Junta de Andalucía

La campaña difundida en redes sociales por el organismo público pretendía apoyar a los trabajadores esenciales durante la emergencia sanitaria, bajo el eslogan "Somos equipo". No obstante, la ilustración empleada mostraba a un policía varón rodeando con el brazo a una sanitaria, en posición de superioridad y una actitud que continuaba con el estereotipo de la mujer dedicada a los cuidados y el hombre a la seguridad y la fuerza.

Más info.: Vota el Peor Anuncio del Año 2020