Formulario de búsqueda

Las cosas van despacio en lo nuevo de Oriol Villar para Casa Tarradellas

  • El trabajo presenta la nueva pizza de fermentación lenta de la marca
  • La cotidianeidad familiar sigue siendo el territorio creativo de la comunicación

Un comedor y una cocina, un hijo que pone la mesa (lentamente), una madre que se afana con la comida, una conversación, unas dosis de humor e ironía, una familia que se sienta a comer… y una pizza.

El spot tiene todos los ingredientes clásicos en la publicidad de la marca: familia, un pequeño conflicto y humor

Lo nuevo de Oriol Villar para Casa Tarradellas tiene todos los ingredientes  que el creativo utiliza desde para la publicidad de las pizzas de la marca desde que comenzó a encargarse de ella hace cinco años y que en este caso se ponen al servicio de la campaña de presentación de un nuevo producto: la Pizza Bianca 4 Quesos de fermentación lenta.

Y, en correspondencia, es precisamente la lentitud la protagonista de este nuevo capítulo de la "saga publicitaria" que está construyendo Casa Tarradellas con los anuncios de sus pizzas: el chico coloca premiosamente los platos en la mesa y mientras lo hace le pregunta a su madre, con palabras que salen de su boca a muy baja velocidad: “Mamá, ¿tú crees.. que yo… soy lento?”.

La pregunta da inicio a una conversación divertida en la que hay sobreentendidos por ambas partes: la madre le habla al hijo de las ventajas de tomarse las cosas con calma mientras se queja de lo que tarda en hacerlo todo, y el chico es consciente de su propia lentitud e ironiza sobre la misma.
Esa ironía llega hasta la escena final del spot en la que, como sucede siempre en la publicidad de la marca, la familia está sentada a la mesa comiendo pizza -en este caso, claro está, la nueva Bianca de fermentación lenta- y el padre propone ver una película. El hijo “lento” sugiere que sea una titulada “La gran espera”. Ese es también el título que se ha dado a la campaña.

Un cierre ya clásico

El anuncio, que ha sido producido por Pueblo Films y realizado por Rafael López Saubidet, se cierra con “Como en casa, en ningún sitio”, el lema que ha acompañado a la publicidad de las pizzas de Casa Tarradellas desde que Oriol Villar se hizo cargo de su creatividad. Un eslogan que apela tanto al nombre de la marca como a su consumo en familia.

"A nuestro protagonista también le gusta hacer las cosas bien y disfrutarlas leeeentamente”

“Tomarse la vida con calma, con filosofía slow, apreciando el sabor de cada instante… y es que precisamente de calma está hecha la nueva pizza con masa de fermentación lenta de Casa Tarradellas”, señala la marca en sus perfiles sociales para presentar esta campaña. “La masa de estas nuevas pizzas respeta laaargos tiempos de fermentación, de hasta 24h. A nuestro protagonista también le gusta hacer las cosas bien y disfrutarlas leeeentamente”.

Entregas de una serie

La historia del chico lento y su madre entronca con las no pocas historias familiares que las pizzas de Casa Tarradellas han ido contando en sus anuncios a lo largo del último lustro.

“En Casa Tarradellas nos lo planteamos casi como una nueva entrega de una serie”, decía Oriol Villar el pasado en Reason.Why con ocasión del estreno de una de ellas, “como un nuevo episodio sobre situaciones que surgen habitualmente en las casas y en las que intentamos ubicar el producto de una forma natural”.

La pizza ayudaba a aliviar el pequeño gran drama familiar

En algunas de esas historias, la pizza actuaba como elemento atenuador de conflictos. Alguien la sacaba de la nevera y el pequeño gran drama familiar que se estaba desencadenando enseguida parecía menos importante. “Cuando la necesitas, está”, era el cierre de los anuncios para esas historias.

Ejemplos de las mismas son las recordadas “Pase lo que pase, estoy a tu lado”, en la que  un padre trataba de consolar a su hija adolescente después de que la dejara “el amor de su vida” (o sea, el noviete con el que llevaba tres semanas) y “Mudanza”, en la que unos padres se enfrentan al rechazo de sus hijas, también adolescentes o casi, a cambiarse de casa (en esta historia, al revés que en la otra, el potencial noviete aparecía al final como promesa de felicidad).

“Explicando estos conflictos, que surgen muchas veces entre generaciones o dentro de la pareja”, comentaba Villar, “la marca quiere buscar historias de verdad donde la gente se pueda ver reflejada. La pizza no soluciona el problema pero sirve para sentarse a hablar y comentar la situación. El concepto creativo surge de observar la realidad del día a día en las casas de este país”.

Oriol Villar se encarga también de la creatividad de otros productos de la gama Casa Tarradellas, como el espetec o las masas de cocina.

FICHA TÉCNICA “LA GRAN ESPERA”

  • Agencia: OriolVillar
  • Equipo de marketing: María Dolors Roca, Miquelina Saborit 
  • Director creativo: Oriol Villar, Tuning
  • Director de arte: Oriol Gil 
  • Producer agencia: Melanie Andrada 
  • Productora: Pueblo Films
  • Realizador: Rafael López Saubidet 
  • Productor ejecutivo: Toni Martínez 
  • Producer: Vanesa San Millán 
  • DOP: Christos Vodouris 
  • Ayudante de dirección: Chema Linares 
  • Jefe de producción: Óscar Viadés 
  • Directora de arte: Mónica Monedero 
  • Estilista: Ana Morera
  • Montador: David López 
  • Música: Papa Music 
  • Sonido: LastCrit 
  • Postproducción: Metropolitana