Formulario de búsqueda

Un punto de vista diferente para el emoji de la mano levantada

  • El emoji de la chica con un brazo levantado se ha utilizado como símbolo de un autoexamen de mama
  • La ONG "Amigos de los Pacientes de Cáncer", junto a Horizon FCB Dubai, está detrás de la campaña
     

El pasado 19 de octubre fue el Día Internacional contra el Cáncer de Mama, una fecha en la que las personas, compañías y plataformas sociales utilizan el símbolo del lazo rosa para mostrar su apoyo y dar visibilidad a un cáncer que 1 de cada 8 mujeres españolas acabará teniendo.

El 80% de los tumores de mama son autodetectados

Desde la organización "Amigos de los Pacientes de Cáncer", de Emiratos Árabes Unidos (EAU), han querido hacer algo diferente para poner en la conversación esta enfermedad. Por eso, han dado una vuelta al emoji de la chica con un brazo levantado para que simbolice a una mujer autoexaminándose el pecho.

Y es que se calcula que el 80% de los tumores de mama son autodetectados a través de estos exámenes que tan necesarios resultan para una detección a tiempo de esta enfermedad.

Una campaña que va más allá

A pesar de los índices elevados de mortalidad que ostenta el cáncer de mama, resulta una de las enfermedades que mayor visibilidad tiene en nuestra sociedad. Muchas marcas y asociaciones suelen realizar acciones publicitarias en las fechas cercanas a su conmemoración, pero no todas logran ir un paso más allá.

La campaña se ha bautizado "Piensa en Rosa"

Dentro del contexto del Octubre Rosa, esta iniciativa de Amigos de los Pacientes de Cáncer, la asociación de EAU que apoya a los pacientes y familiares de esta enfermedad durante todo el proceso, se ha lanzado bajo el título "Piensa en Rosa", poniendo el foco en la detección del cáncer de mama a través de los autoexámenes.

La agencia creativa Horizon FCB ha ideado un vídeo de 22 segundos donde explican el nuevo significado del emoji y la importancia que tiene realizar este tipo de exámenes para prevenir a tiempo la enfermedad.

...


El rosa en el punto de mira

A pesar de que las intenciones detrás de este tipo de iniciativas son buenas, también existe una corriente que denuncia el empleo del color rosa en la lucha contra el cáncer de mama. Calificándolo como sexista en su uso, comúnmente asociado a las mujeres, cuando los hombres también pueden tener esta enfermedad, aunque el índice sea ínfimo si se compara con el de las mujeres.

Además, el color rosa también se utiliza en productos denominados como "femeninos" que suelen tener un coste más elevado que los mismos productos "para hombres". Un polémico sobrecoste que se conoce como la tasa rosa, aunque la estigmatización en torno a este color no parece haber obstaculizado el lanzamiento de la campaña "Piensa en rosa" para concienciar sobre el cáncer de mama.