Formulario de búsqueda

¿Tú fluyes? O cómo el mundo se está transformando en algo líquido

_alt_

“Tienes que fluir”. “Yo fluyo”. “Yo soy líquida, me adapto”. Son las expresiones que más oigo en esta nueva generación que las agencias de marketing llamamos Generación Z.

No me imagino hace 10-20 años a alguien describiéndose como “líquido”. Es como si de repente, esa campaña que BMW lanzó en 2006 donde Bruce Lee nos decía “be water my friend” pasara de ser un spot memorable y que nos gustaba a todos a ser ahora una ayuda para describirnos. Quizá si fuera BMW me plantearía relanzarla, puede que nos ocurra como cuando lees dos veces "El Principito", con diez años te entretiene, pero con 35 te traspasa.

Y quizá solo lo utilice esa generación para describirse a sí misma, sin embargo, es algo que nos está sucediendo a todos. Ellos lo llaman fluir, las empresas lo llaman business transformation y los de más de 35 años lo llamamos adaptarnos.

Fluir o no fluir, esa es la cuestión empresarial

El caso es que todos estamos fluyendo, voluntariamente o a la fuerza, pues la pandemia no nos está permitiendo elegir otro camino. Y no solo la pandemia- que lo ha acelerado e impuesto-, la revolución digital en la que nos vemos envueltos los últimos años nos obliga a fluir como profesionales, a fluir como compañías, a fluir como personas.

"Estás eligiendo el camino hacia donde va tu transformación, tu crecimiento como empresa"

Fluir no significa expandirte en absolutamente todos los espacios que veas, tienes que encontrar el tuyo y atacarlo con sentido, siempre con una obsesión: aportar valor al cliente.
Tienes que dirigirte a esos territorios donde tengas credibilidad, donde estés legitimado para hacerlo, bien sea por tu razón de ser- el famoso "Reason Why" de cada compañía-, o porque viene avalado por tu propósito de marca. Estás eligiendo el camino hacia donde va tu transformación, tu crecimiento como empresa.

Existen muchos anunciantes que lo están ejecutando con éxito. L’Oréal ya no vende productos cosméticos, L’Oréal ahora vende belleza. Mercedes ya no trabaja el territorio de la automoción, Mercedes ya está en el territorio de la movilidad. Hoy te vende un coche, pero a ninguno nos sorprenderá si mañana nos vende un patinete eléctrico, o un casco de moto inteligente. Grupo MasMovil ha dejado de vender internet, Grupo MasMovil es ahora una empresa que te proporciona servicios para tu hogar, desde tu fibra, pasando por tu electricidad y llegando a la seguridad de tu casa. Eso es fluir, y ese fluir, aporta crecimiento.

Conseguir la alquimia entre tecnología, datos y medios

Y del mismo modo que nuestros clientes fluyen, en Spark Foundry también lo hacemos. En nuestro caso, nuestro cliente final son las propias marcas y nuestro territorio el Customer Experience. Nuestro objetivo es claro: conseguir la alquimia entre tecnología, datos y medios con el fin último de aportar valor a nuestros clientes y hacerlos mejores. Y eso lo hemos afrontado dando un giro radical.

Customer Experience, el territorio de Spark Foundry

Spark Foundry pertenece a Publicis Groupe, o mejor dicho, Publicis Power of One. ¿Y qué es "Power of One"? Es “be water my friend”. Consiste en no eliminar los silos- porque los silos significan especialización- consiste en conectarlos y para ello, hemos desarrollado una plataforma que nos permite tener a nuestro alcance todas las capacidades para asesorar a nuestros clientes en cada una de las áreas donde nos puedan necesitar, contando con los mejores especialistas a un solo golpe de clic.

Es una apuesta por una plataforma en un mundo donde las plataformas son un éxito asegurado. Basta solo con comparar las 5 empresas más exitosas de hace 10 años con las de ahora (Apple, Aramco, Microsoft, Amazon, Alphabet). Hoy, 4 de las 5 primeras empresas son plataformas.

En Spark Foundry ya no somos una agencia de medios, somos una agencia de comunicación. Estrategia, creatividad, medios, usabilidad, gestión del CRM, contenido. Todo orquestado en una plataforma que va más allá de los límites regionales porque nos conecta en conocimientos y experiencia, con cualquier parte del mundo y en tiempo real. ¿No es eso fluir?