Formulario de búsqueda

Caso Apple-Epic Games: la App Store no es un monopolio, pero deberá permitir sistemas de pago alternativos en todas las aplicaciones

  • La sentencia dictada por la jueza Yvonne Gonzalez Rogers resuelve que la App Store no es un monopolio
  • Sí queda demostrado que "está participando en una conducta anticompetitiva" y tendrá que hacer cambios

La comunidad internacional de desarrolladores y propietarios de aplicaciones llevaba un año a la espera de la sentencia del juicio de Epic Games (empresa propietaria de videojuegos como Fortnite) y Apple, acusada de ser un monopolio por no permitir el acceso a métodos de pago fuera de su ecosistema de la App Store.

Tras anunciar hace unos días que permitirá la comunicación directa entre desarrolladores y usuarios para dirigirles a opciones de pago fuera de Apple en las apps de "lectura" como Netflix, ya se ha publicado la sentencia del caso Epic Games. La jueza Yvonne Gonzalez Rogers no considera a Apple un monopolio, pero sí queda demostrado que "está participando en una conducta anticompetitiva según las leyes de competencia de California" con algunas de las normas en la App Store.

Los desarrolladores deben poder dirigir a los usuarios a medios de pago alternativos mediante botones y enlaces

Así, se ha determinado en la sentencia que los desarrolladores deben poder dirigir a los usuarios a medios de pago alternativos mediante botones y enlaces que ofrezcan a los usuarios otras opciones frente a las que se dan en la App Store, y no solo en las apps de "lectura", sino en todas las aplicaciones. La forma en la que esto se implemente será clave puesto que, de entrada, no se permite integrar un sistema de compra dentro de la app alternativo, sino sólo enlazar a uno externo. Apple tendrá que determinar en los términos y condiciones cómo llevarlo a cabo.

La empresa de Cupertino tendrá a partir de ahora 90 días, hasta el 9 de diciembre, para implementar los cambios, salvo que decida ir al Supremo de Estados Unidos y apelar esta resolución. Los abogados de Apple ya han declarado a algunos medios de comunicación que todavía están analizando la decisión de la jueza.

Por su parte, pese a la victoria para Epic Games -que había denunciado la excesiva comisión del 30% que se lleva Apple por las compras en videojuegos como Fortnite, obligando a que las transacciones se realicen además en su ecosistema propio-, la compañía desarrolladora deberá pagar a Apple por romper el contrato con la App Store e introducir un sistema de pagos directo en Fortnite para iOS, lo que llevó a Apple a retirar esta aplicación de su ecosistema.

Así lo explica la resolución judicial:

"A favor de Apple por incumplimiento de contrato, Epic Games pagará daños por un montante equivalente al 30% de los 12.167.719 dólares en ingresos que Epic Games recaudó de los usuarios en la aplicación Fortnite en iOS a través de Epic Direct Payment entre agosto y octubre de 2020, más el 30% de dichos ingresos que Epic Games recaudó desde el 1 de noviembre de 2020 hasta la fecha del fallo, y los intereses de acuerdo con la ley".

Así, aunque el juego dejó de estar disponible en el verano de 2020, quienes ya lo tenían instalado han podido seguir utilizándolo y haciendo compras dentro de la app. La cantidad que Epic Games debe pagar a Apple por este concepto es superior a una indemnización de 3,6 millones de dólares.

Tim Sweeney no está contento

En una publicación de Twitter, el CEO de ‌Epic Games‌, Tim Sweeney, ha declarado que la compañía no está contenta con el veredicto y, en este momento, no hay planes inmediatos para que Fortnite regrese a la App Store. Sweeney ha dicho que la sentencia "no es una victoria" para los desarrolladores ni los consumidores.

El directivo ha asegurado que Fortnite volverá a la ‌App Store‌ cuando Epic Games pueda ofrecer "pagos dentro de la aplicación en competencia justa con el pago dentro de la App Store", lo cual no parece del todo claro que vaya a ser posible. El fallo de la sentencia, por ejemplo, no impide que Apple requiera que los desarrolladores respalden las compras dentro de la App Store, simplemente pide que Apple también permita otros métodos de pago alternativos. Por ello, Epic Games‌ planea apelar las partes del fallo con las que no está de acuerdo, de forma que la sentencia no es el punto y final a este caso que se viene prolongando desde hace un año.