Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Philips le pone su nombre a un teatro de la Gran Vía
Compartir en:

Philips le pone su nombre a un teatro de la Gran Vía

  • La alianza para el nuevo naming del teatro nace gracias al acuerdo entre Philips y el Grupo Smedia, gestor del mismo
  • El actual Teatro Compac Gran Vía no sólo cambia de nombre, sino que renovará su imagen exterior y su interior
Reason Why Reason Why logo
teatro-philips

El actual Teatro Compac Gran Vía de Madrid cambia de nombre: ahora se llama Teatro de la Luz Philips Gran Vía. El cambio de naming es fruto del acuerdo de patrocinio firmado entre Philips y el Grupo Smedia, gestor del mismo.

Pero no sólo cambia de nombre; el teatro, situado en el número 66 de la Gran Vía madrileña, renovará su imagen exterior y su interior gracias a las soluciones de iluminación de Philips, con un diseño moderno y energéticamente eficiente.

"La iluminación es fundamental en el teatro"

“La iluminación juega un papel fundamental en el teatro. Tiene efectos prácticos, simbólicos, emocionales y estéticos dentro de las escenas, introduciendo al espectador en la obra”, afirma Eduardo Mataix, Director General de Philips Alumbrado. “Esta colaboración es una demostración en la milla de oro teatral de Madrid de las innovadoras soluciones de iluminación con las que cuenta Philips”.

Y es que el nuevo teatro verá completamente renovada la iluminación, tanto en el interior como en su fachada principal y marquesina. Contará con lo último en tendencias de iluminación Philips, creando un ambiente modern bajo los criterios de eficiencia energética y sostenibilidad.

Por su parte, Enrique Salaberría, Presidente del Grupo Smedia, comenta que “el mecenazgo de Philips aporta a la cultura la luz adecuada y a la Gran Vía el destello que le hacía falta”.

El hoy llamado Teatro de la Luz Philips Gran Vía fue inaugurado el 21 de agosto de 1944, bajo la denominación de Teatro Gran Vía, con un aforo de 1.018 butacas. Su arquitecto fue Germán Álvarez de Sotomayor. Ocupó parte del madrileño Mercado de los Mostenses y en su época se le consideró como uno de los mejores de Europa. Su coste fue de 6 millones de pesetas y sólo en su decoración se gastaron 3,3 millones.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.