Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Panrico compara su nuevo producto con un pene
Compartir en:

Panrico compara su nuevo producto con un pene

Cuando al creativo de Panrico no se le ocurre nada mejor que hacer un mal chiste sobre un pene en su campaña, es que algo va muy mal. El último spot de ‘Qé Crack!’, de Panrico, pone una vez más en evidencia lo mal que está la creatividad en España.

Reason Why Reason Why logo

El nuevo spot de ‘Qé Crack!’ nos ha dejado de piedra. Mientras recuperamos el habla, os dejamos que le echéis un vistazo:

 

  

El tono del anuncio ya queda claro en la primera frase: “Ola, ké ase?”. Vale, entonces suponemos que intentarán imitar el tono de 100 Montaditos con Lory Money. Un poco asqueroso, despreciando al producto y buscando que se viralice sin pensar en si realmente sirve para vender.

 

Pues no. Panrico aún se pasa más de la raya. Que no es fácil. 

En la siguiente escena, el bollo con forma alargada termina en el bolsillo del pantalón del chico y se empieza a mover, como si fuese su pene. Y cuando la chica le pregunta: ¿Y eso? (además con una sonrisa, encantadísima de ver un pene moviéndose en el pantalón de su amigo), la respuesta es “Bueno, es por si te apetece comer algo”. 

 

¡Qué gracia le hace a todo el mundo! Incluso el ‘Qé Crack!’ participa diciendo “¡Tío, qué crack!”.

 

Ahora es cuando nos toca decirlo a nosotros: ¿¿¿¿¿Ola, ké ase????? ¿De verdad que al creativo que ha hecho esta campaña no se le ha ocurrido nada mejor que “Cómeme el pene”, dicho en otras palabras?

 

Estamos seguros de que el spot será todo lo viral que tenga que ser. Especialmente a los jóvenes les hará mucha gracia. Claramente, el target de este producto son los chicos hormonados de catorce años que se ríen en la última fila el día que toca clase de educación sexual.

 

Bravo. Seguro que Panrico venderá un montón de 'Qé Crack!' que serán usados para hacer chistes fálicos en clase. 

Eso sí, si tienes catorce años, no se te ocurra ponerte un 'Qé Crack!' de esos en la boca delante de tus amigos. Las bromas te perseguirán hasta que acabes la secundaria.

 

Una vez más, lloramos por la creatividad en España. ¿O debemos llorar por lo que parece que el consumidor está demandando para acabar comprando un producto?

0

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.