Actualidad e Investigación sobre Marketing y Economía Digital
Hendrick’s celebra el Día Internacional de los Zurdos
Compartir en:

Hendrick’s celebra el Día Internacional de los Zurdos

  • La marca de ginebra ha puesto a la venta una edición limitada que incluye un pelador para zurdos
  • También ha lanzado un concurso en redes sociales con el hashtag #esmuydezurdos
13/08/2018 - 12:13
Redacción
Hendrick’s-zurdos

Como cada 13 de agosto, la marca de ginebra Hendrick’s está de celebración. La ginebra más inusual rinde todos los años un homenaje a los zurdos, coincidiendo con el Día Internacional de los zurdos.

La ginebra más inusual suele rendir un homenaje a los zurdos todos los años

En esta ocasión ha querido celebrar a los zurdos lanzando una edición limitada especialmente diseñada para ellos. El nuevo pack consta de una caja que incluye la icónica botella de boticario de Hendrick’s y un pelador para zurdos: las herramientas necesarias para elaborar los gin tonics con una rodaja de pepino.

Esta edición limitada para zurdos ya está disponible, hasta fin de existencias, en las tiendas especializadas Lavinia de la calle José Ortega y Gasset  y el centro comercial Moraleja Green de Alcobendas (Madrid).

Hendrick’s celebra con los zurdos en Redes Sociales

Además la marca ha puesto en marcha una serie de iniciativas en redes sociales para festejar este día junto a los zurdos.

A través del hashtag #esmuydezurdos todo aquel que quiera puede comentar y exponar las típicas situaciones de zurdos. Y entre los participantes se realizará un concurso para conseguir este pack de Hendricks’s.

hendricks-zurdos

Síguenos en tiempo real vía Feedly: clic aquí

Recuerda que esto no es Google, lo has leído en Reason Why

follow us in feedly
Comentarios
Su mano izquierda nunca sintió la necesidad de saber lo que hacía la derecha. Su independencia era tal, que a menudo se daba el gusto de conocer mundo por sí misma. Esto, claro, no siempre le reportaba buenas consecuencias. Fueron muchas las ocasiones, en la cuales, echó en falta esos rasgos de madurez que hacían de ella la principal baza del cuerpo en el que se alojaban. Pero, tampoco le daba demasiada importancia. Total, ya hacía su tiempo que había aprendido a vivir siendo una eterna secundaria para todo. Lo tenía perfectamente asumido. Lo que nunca supo, eso sí, fue la fecha exacta en la que le retiró el saludo. Y eso, le dolía. Nunca nadie se dignaba a saludarla, salvo cuando ella estaba demasiado ocupada estrechando otras manos con inquietudes afines, y entonces, recurrían con un gesto que rayaba lo apático hacia ella. Al final del día, siempre, que se encontraban en el lavabo se preguntaban, cuál de las dos había trabajado más. Y claro, la soberbia acumulada durante tantas noches hizo de la mano derecha una auténtica borde. Ahí, terminó una estrecha amistad que debería venir dictada por quien les unía. Pero no. Las fuerzas de la naturaleza humana marcaron un antes y un después en su relación. Jamás, nada volvió a ser igual. Jamás. La determinación tomada por la mano izquierda llegó a los extremos de hacerse la dormida en momentos cumbres para sus vidas. O, el de fingir un desmedido picor en sus pieles. Y eso, naturalmente, dejaba en muy mal lugar a su compañera, a la cual no le quedaba otro remedio que el de acudir en su auxilio. Cansada, ésta, de tanta farsa por su parte, decidió tomar la sartén por el mango. Así, todo terminó a puñetazo sucio en un oscuro callejón de provincias en una noche de verano. Desde aquella, su mano izquierda siempre se lo piensa dos veces antes de tomar una decisión. Siempre espera a saber la reacción de su compañera. Siempre.
Añadir nuevo comentario
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.